TOMAR DECISIONES CON LA VOLUNTAD DE DIOS: 1. ¿QUÉ QUEREMOS DECIR CUANDO HABLAMOS DE “LA VOLUN­TAD DE DIOS”?

VOLUN­TAD DE DIOS

TOMAR DECISIONES CON LA VOLUNTAD DE DIOS

CÓMO TOMAR DECISIONES CON DISCERNIMIENTO DE LA VOLUNTAD DE DIOS

El discípulo desea hacer lo que el Señor quiere. Esto exige conocer sus deseos. Es lo que llamamos discernir la volun­tad de Dios.

¿QUÉ QUEREMOS DECIR CUANDO HABLAMOS DE “LA VOLUN­TAD DE DIOS”?

La voluntad soberana de Dios. La Biblia dice que Dios tiene un plan para todo lo que acontece en el universo, el cual gobierna a cada nación y decide qué número saldrá cada vez que tiramos un dado. Este plan es secreto: no puedes prever la voluntad futura de Dios a menos que y tanto como él mismo la haya revelado por medio de un profeta bíblico. Es también cierto que: nada puede evitar que la voluntad soberana de Dios se cumpla.

Es un plan indirectamente ideal; incluye actos de mal­dad y decisiones equivocadas, pero que en última instan­cia, nos conducirán a la gloria de Dios.

Porque es secreto y cierto. Dios no espera que tú lo disciernas como parte de tomar tus decisiones (Prov. 16:33; 21:1; Dan. 4:35; Rom. 11:33-36; Ef. 1:1-11).

La voluntad moral general de Dios. Dios también ha revelado en la Biblia mandamientos y principios para en­señarnos cómo vivir. La Biblia contiene el cien por ciento de esa voluntad; de modo que no es secreta y se espera de nosotros que la discernamos y obedezcamos. Porque tenemos la capacidad de escoger, podemos ignorarla o desobedecerla; por lo tanto, no es segura.

La voluntad moral de Dios ha sido revelada sobrenatural. mente en su totalidad en la Biblia. Sus directrices son generales para todos los creyentes (Rom. 2:18; 1 Tes. 4:3; 5:18)

La voluntad individual de Dios. Los cristianos también creen que Dios tiene un “plan de vida ideal, detallado, completamente personal para cada persona”1. Incluye su voluntad moral y también cuestiones específicas como con quién te casarás y dónde has de vivir y trabajar este año. Las cuestiones específicas no son secretas ni seguras y no se encuentran en la Biblia; son reveladas a cada creyente.

Otros cristianos creen que Dios no tiene un plan de. tallado para lo que debes hacer en cada momento; en su lugar él desea que evalúes cuidadosamente según la sabiduría y los principios bíblicos, las circunstancias y tus de. seos; que ores por sabiduría y dirección y que estés abier­to a su intervención sobrenatural si ésta llegara a ocurrir. Si tu decisión cae dentro de la voluntad general moral de Dios, él la aprueba y serás bendecido.

Otros toman una posición intermedia: Dios deja mu­chas decisiones a tu libertad (dentro de su sabiduría y mo­ral general), pero tiene al mismo tiempo algunos planes, misiones e instrucciones específicas para ti.

En cualquier postura que tengas sobre la voluntad in­dividual, el denominador común al tomar decisiones es el discernimiento.

Fuente: Guía de bolsillo para la vida cristiana -K.C. Hinckley, compilador

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*