TOMAR DECISIONES CON LA VOLUNTAD DE DIOS: 2. ¿QUÉ ES EL DISCERNIMIENTO?

Es la capacidad de percibir la realidad tal como es. Lo opuesto, el engaño (acerca de la doc­trina, las motivaciones de personas, las propias emociones y la voluntad de Dios) es inevitable a menos que discernamos.
Cuando Dios le preguntó a Salomón qué deseaba, éste respondió: “discernimiento para gobernar a tu pue­blo y para distinguir entre el bien y el mal” (1 Rey. 3:9).
Varios de los términos usados para discernimiento (buen juicio) se relacionan con verbos que sugieren probar alimentos.


Cómo tomar decisiones con discernimiento de la… 129

En cambio, el alimento sólido es para los adultos, para los que tienen la capacidad de distinguir entre lo bueno y Lo malo, pues han ejercitado su facultad de percepción espiritual (Heb. 5:14).

Así pues, el discernimiento es la capacidad de distinguir lo correcto de lo incorrecto, el bien del mal (2 Sam. 19:35), la verdad de la mentira, el tiempo y los procedimientos apropiados de los inapropiados (Ecl. 8:5). Esta capacidad se ejercita por la práctica, de la misma forma como un niño aprende a distinguir el bróculi y el helado y los alimentos frescos y los dañados. El discernimiento te ayuda a evitar llevar una verdad bíblica hasta extremos no bíblicos; descon­fiar de las personas no adecuadas o a confiar en las perso­nas buenas y a no dejar que tus emociones te descarríen.

Fuente: Guía de bolsillo para la vida cristiana -K.C. Hinckley, compilador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*