Tercer Domingo De Pascua Amor Y Solidaridad

Tercer Domingo De Pascua

Tercer Domingo De Pascua

Texto Bíblico: San Juan 21:1-19

INTRODUCCIÓN

Juan pone fin a su libro con una conmovedora escena en la cual Jesús habla con Pedro y con el ?discípulo a quien amaba Jesús.? Jesús le hizo a Pedro la misma pregunta tres veces, un doloroso recordatorio de las tres negaciones de Pedro. Pero esta rehabilitación ayudó a Pedro a convertirse en uno de los más valientes portavoces de la iglesia primitiva.

COMENTARIO

Después de la resurrección, Jesús se manifestó una y otra vez a sus discípulos, en esta ocasión junto al mar de Tiberias, solamente eran siete discípulos. Quizás los vecinos más cercanos entre ellos se juntaron nuevamente para organizarse y continuar en la faena de la pesca que era el trabajo que realizaban antes de ser escogidos como discípulos por Jesús, (Mt.4:18-19).

Por el simple hecho de no tener una guía de cómo continuar el trabajo del discipulado, retornaron a la rutina anterior, sin darse cuenta que de ser pescadores de peces, ya se habían convertido en pescadores de hombres. A pesar de que era una costumbre para ellos la pesca, no pudieron pescar nada durante toda una noche, pero Jesús llega a su encuentro y los orienta al lugar en dónde pueden tener una buena pesca.

Había necesidad de alimentar el cuerpo físico y obtuvieron la respuesta. La segunda parte de la escena nos conduce a la necesidad que hay del alimento espiritual y material en otras personas, no solamente el gremio de los discípulos sino la gran multitud que le había seguido a Jesús continuaban sin pastor.

Muchas veces el mejor momento de abordar situaciones sentidas es cuando estamos compartiendo el alimento, una necesidad diaria para todo ser humano: Jesús dijo a Simón Pedro ¿me amas más que estos? Si Señor le respondió, apacienta mis ovejas y por segunda vez le dijo: Pastorea mis ovejas y por tercera vez, Apacienta mis ovejas. Responder, ?te amo Señor? no era suficiente cuando no hay pruebas de haberlo demostrado con hechos y peor cuando existe un antecedente de incumplimiento a la palabra dada, en el caso de Pedro, una manera de hacer recordar con repeticiones sencillas pero que queda grabada en la memoria hasta su cumplimiento.

Pedro por haber expresado su amor al Señor le fue encomendado una gran misión que cumplirla. En un momento de curiosidad, Pedro recuerda que Jesús amaba a y b discípulo y que estaba muy cerca de Jesús, entonces le pregunta ¿qué de este? Como si quisiera saber qué trabajo le está encomendando.

El ascenso de Jesús al Padre no fue de inmediato, no nos dice exactamente cuánto tiempo le tomó estar en la tierra después de la resurrección, algunos dicen que 40 días, pero quizás la importancia no fue en cuanto tiempo sino que Jesús quería dejar bien definido que los discípulos estaban conscientes en dar continuidad a la gran misión que El después de haberlo adiestrado le comisionó (Mt.28:19-20).

La aparición de Jesús por tercera vez a los discípulos era para acostumbrarlo y estés conscientes de su presencia todos los días y que no se sientan solos mucho menos abandonados. El amor incondicional de Jesús lo ejemplifico con el discípulo amado. A cambio de su amor no era que tenía que cumplir una misión excepcional, El que conoce los corazones de cada uno, sabía qué legado dejar para cada uno, es así que se conoce a Juan como el Apóstol del Amor quien más tarde escribiría este Evangelio con énfasis en el amor.

El peregrinaje de Juan influyó en la descripción escrita que él nos dejó de la vida de Jesús mediante una serie de episodios conmovedores. Quizás estas escenas son los recuerdos de Jesús que finalmente convencieron al mismo Juan de que Jesús era, sin duda, el Hijo de Dios.

ACTUALIZACIÓN

La extensión de la iglesia primitiva a los gentiles a través de Pablo no era para omitir la esencia del contenido del mensaje sino para hacerlo cumplir anexando según la necesidad de nuestro tiempo y época. Estamos consciente de que la necesidad del siglo XXI es diferente lo que fue en el tiempo de Jesús pero el contenido del amor y la solidaridad no ha cambiado de contexto en todas las razas y naciones, más bien antes de aprender a aplicar quizás estamos deformando su contenido o nos estamos volviendo insensibles. Conocer a Jesús cambia a la persona.
¿Cómo ha sido cambiado usted?

Por: Lic. Amalia Bell M. Pastora Iglesia Morava Puerto Cabezas, Costa del Caribe, Nicaragua Tercer Domingo De Pascua Amor Y Solidaridad
Contacto: E-mail: [email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*