Te necesito, Señor

Martín Lutero

Mira, Señor,
soy como un vaso vacío
que necesita tanto
de ser llenado.
Señor mío, llénalo.
Soy débil de fe.
Fortalécela.
Soy frío en el amor.
Permite que mi corazón queme
y que mi amor se derrame
sobre mi prójimo.

No tengo una fe firme y fuerte.
A veces, dudo
y no consigo confiar completamente en ti.
Ah Señor, ayúdame.
Aumenta mi fe
y mi confianza en Ti.
Todo lo que poseo
está en tus manos.
Soy pobre, tú eres rico
y viniste para tener compasión de los pobres.
Yo soy un pecador,
tu eres justo.
Sufro por causa del pecado.
En Ti está toda la justicia.
Por eso me quedo a tu lado,
pues a Ti no tengo que darte:
de ti puedo recibir.

Tomado de: Al encuentro con Dios
Oraciones para la vida cristiana -José Argüello

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*