Súplica

Por: San Tijón de Zadonsk, santo ortodoxo ruso

Dame el oído para poderte oír.
Dame los ojos para poderte ver.
Dame el gusto para poderte saborear.
Dame el olfato para sentir tu fragancia.
Dame las piernas para llegar a Ti.

Dame la boca para hablar de Ti.
Dame el corazón para temerte y amarte.
Señor, condúceme por tu camino
y andaré según tu verdad,
pues tu eres el camino, la verdad y la vida.

Toma mi voluntad y dame la voluntad
de cumplir solamente la tuya.
Echa de mí lo viejo y dame lo nuevo.
Arranca mi corazón de piedra
y dame un corazón humano,
que te ame, te adore y te siga.

Dame ojos para ver tu Amor.
Dame ojos para ver y seguir tu humildad.
Dame ojos para ver tu mansedumbre
e imitar tu sabiduría.

Dime una palabra y todo será hecho.
Porque tu palabra es poderosa.
Creo, Señor, ayuda a mi incredulidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*