Señor, Perdóname.

Señor en estos últimos momentos de este año de mi vida que se queda atrás, te doy humildemente las gracias por todo lo que me diste.
Gracias porque me ayudaste a salir adelante, porque iluminaste mi mente.
Gracias por los ojos que me vieron cuando yo necesite atención.

Gracias por los oídos que me escucharon.
Gracias por los labios que me dieron las palabras exactas de ánimo y consuelo.
Gracias por la mano que me sostuvo para no caer.

También quiero darte las gracias por raro que parezca, por la enfermedad, por esos momentos que creí que estaba solo, por los fracasos.

Por todo lo que yo creí que era malo y que de ahí aprendí a sufrir.
Señor tu sabes porque lo hiciste… ya lo entendí era para que creciera y comprendiera que otros sufren más que yo… “Gracias”.

Ayúdame a ayudarme, y quiero señor también aunque me cueste trabajo decirlo…
…Perdón, perdón por los momentos que este corazón no amó y se prefirió egoísta.

Perdón cuando tuve miedo de afrontar la verdad.
Perdón por todos los que no te piden perdón.
Perdón por todo lo que juzgué a los demás sin comprender.
Perdón por criticar antes del juicio.

Perdón por las oportunidades que no vi y tú con tu infinito amor me enviaste.

Ayúdame señor para ayudarme a mí mismo y encontrarte a cada paso que yo dé, para entender que jamás estaré solo porque al lado de mi te encuentras siempre tu.
Te pido ayuda para todos lo que no te piden ayuda.
Señor, ya me escuchaste, ahora yo te escucho a ti.

Yomara Kossio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*