SEGUNDAS OPORTUNIDADES PARA DIVORCIADOS

Desde hace algún tiempo he estado con la inquietud de escribir algo acerca de este tópico. Estoy seguro que será de interés para algunos hombres y mujeres que ya hayan atravesado por uno varios divorcios a través de sus vidas.

A través de mi práctica como Psicólogo Clínico y Consejero Matrimonial, he visto desfilar en mi consultorio un buen número de hombres y mujeres, ya sea de manera individual o como parejas, con sus vidas hecha pedazos por causa del divorcio o las separaciones y el problema se agudiza aun más cuando hay hijos de por medio.

Antes de empezar abordar el tema que nos compete; quiero destacar un detalle muy relevante, y es el hecho que la gran mayoría de personas que buscan orientación o ayuda son mujeres. Las damas por lo general son más receptivas en aceptar ayuda en aras de restablecer la funcionalidad de sus vidas. Este es un tema en sí que abordaremos por aparte.

En la mayoría de las instancias cuando se me presentan casos que tienen que ver con la destrucción de un hogar, cuando eso pasa las personas tienen una sensación de que el mundo llegó a su fin para ellas o ellos. Generalmente no logran entender o aceptar una situación que es real y que hay que enfrentarla con la sensatez y con la mayor objetividad del mundo; pues se trata precisamente de sus vidas y hay que pensar en hacer lo mejor de lo que queda de ellos en ese momento.

Las causas de los divorcios entre parejas son muy complejas, no necesariamente se dan por una causa específica, ni sucede de la noche a la mañana. El divorcio o las separaciones tienen un trasfondo que en su momento aflora y se lleva a cabo. Todo eso es muy factible, sobre todo cuando no hemos tratado de conocer a la pareja que hemos escogido antes de entrar en el matrimonio. Para las personas envueltas, para los familiares, amistades y el entorno donde se desenvuelven hay un sentido de incredulidad o desacierto, ver que el hogar se va fuera de borda.

Todo lo dicho anteriormente suena muy negativo, y lo es en verdad, pues se trata de la institución de la ?Familia?; pero la buena noticia es que hay nuevas oportunidades y esperanzas para los divorciados. Daremos algunas sugerencias para tomarlas en cuenta, antes de involucrarse en una relación seria.

? Tome muy en cuenta la experiencia obtenida por causa de su fracaso, por causa de esa experiencia usted obtendrá más sabiduría y considerará detalles que antes pasaron desapercibidos.
? Nunca permita que por causa de la soledad, apresurarse en establecer una nueva relación. Los estudios clínicos y estadísticas sugieren que una persona que ha atravesado por un divorcio o separación debe darse el tiempo necesario para alcanzar su estabilidad emocional. Considerando que cada persona y circunstancias son diferentes, es recomendable darse un tiempo de espera; este tiempo consiste no menos de seis meses a un año o aun más si fuese necesario. Después de ese periodo usted empieza a recuperar la sensibilidad de su alma, de su corazón, de sus emociones. Diríamos empieza a despertar de su letargo emocional.
? Recuerde que así como hay hombres y mujeres de cuestionables conductas; también las hay responsables y de buenos principios, aquí su previa experiencia le ayudará en gran manera, esto es, si es aplicada correctamente.
? Un punto muy especial que hay que tomar en cuenta es cuando hay hijos de por medio. El candidato o la candidata, naturalmente deben sentir amor genuino por los niños. Las parejas tienen que estar convencidas de sí mismas que los hijos del matrimonio previo vienen a constituir su responsabilidad en muchos sentidos. Este punto tiene que estar bien claro en la mente de ambos participantes. Quiero hacer una nota de advertencia, dirigida especialmente a las mujeres con pequeños, he tratado casos personalmente donde el hombre toma ventaja de esta situación, pretendiendo ser complacientes, comprensivos y hasta permisivos con los pequeños hasta tanto logran sus objetivos; después de haber logrado sus egoístas artimañas empiezan a sacar las uñas. Ojo, mucho ojo con este detalle.
? Para los hombres también hay una sugerencia, no se deje llevar solamente por la atracción física, sabemos que el hombre es estimulado por la vista, concéntrese más en la belleza interior de la dama. Algunas mujeres buscan solucionar el aspecto de su seguridad ya sea social o económica, que no sea ese el motivo del interés de establecer una relación; sino que hayan fundamentos sólidos y concretos en la institución de la ?Familia?, sobre todo que demuestre el amor ?fileo o filial? o mejor aun el ?ágape?, el amor fileo es el amor que uno siente por la familia y el amor ágape es el amor que se da sin condición, sin esperar nada en retorno.

Hay un aspecto que no hemos mencionado, y este es el área espiritual, este es un factor muy importante desde la perspectiva de su orientación religiosa, el ¿cómo andan los valores en su fe? Desde la perspectiva cristiana sin aludir a ninguna denominación en particular, es de suma importancia considerar la cosmovisión bíblica, ¿qué nos enseña la Biblia sobre el matrimonio y el divorcio? Este es otro tema que lo abordaremos en su momento desde este punto de vista.

Hay muchos más consejos y sugerencias según sea el caso de cada uno en particular, hay que tomar en consideración muchos factores que necesitaríamos de más espacio en esta página, pero si están interesados en el tema, favor escribirnos solicitando más información sobre la temática del divorcio. Tenemos mucho que compartir con ustedes sobre este tópico.

Si usted necesita asesoramiento personal escribanos y con mucho gusto le atenderemos.

Le saludamos en el nombre de Jesús.

Dr. Alberto J. Arana. (Psicólogo Clínico y Consejero Matrimonial)                                                                                            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*