Salmo de David (Salmo 23)

Jehová es mi pastor; nada me faltará.
En lugares de delicados pastos me hará yacer;
Junto a aguas de reposo me pastoreará.
Confortará mi alma
Me guiará por sendas de justicia,
por amor de su nombre.

Aunque ande en valle de sombra de muerte;
No temeré mal alguno; porque él estará conmigo.
Su vara y su cayado me infundirán aliento.
Aderezará mesa delante de mi,
en presencia de mis angustiadores.

Ungió mi cabeza con aceite;
mi copa está rebosando.
Ciertamente el bien y la misericordia me
seguirán todos los días de mi vida.
Y en la casa de Jehová moraré por largos días.
Salmo 23(este escrito lo envió Caes)

*Otra traducción del mismo salmo 23

Es yavé mi pastor; nada me falta.
Me hace recostar en verdes pastos
y me lleva a frescas aguas.
Recrea mi alma,
me guía por las rectas sendas
por amor a su nombre.

Aunque haya de pasar por un valle tenebroso,
no temo mal alguno, porque tu estás conmigo.
Tu clava y tu cayado son mis consuelos.
Tu dispones ante mí una mesa
enfrente de mis enemigos.

Derrama el óleo sobre mi cabeza,
y mi Cáliz rebosa.
Solo la bondad y benevolencia me acompañan,
todos los días de mi vida;
y moraré en la casa de Yavé
por dilatados días

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*