Podrá Dios hacer algo por tu Matrimonio

No se puede concebir como en un matrimonio que dice llamarse cristiano, este controlado por sentimientos tan negativos y conflictivos?
Que este gobernado por corazones divididos?

No es posible que exista el rechazo en todas sus formas, ni tampoco la evasión de la realidad, buscando a otra persona de manera ILEGITIMA?

No es posible que todo funcione BIEN afuera de los muros del hogar, cuando por dentro es un verdadero caos?
Cuidado con EVADIR la realidad buscando a otra persona que no corresponde amar?
Dios, en ningún momento te ha dicho eso, más bien te ha pedido que enfrentes la realidad?

Es necesario entender que el ÚNICO capaz de hacer el milagro de la restauración conyugal, es Dios?
Es la acción sobrenatural del Espíritu quien lo hace todo?
O ¿acaso lo limitas?


Es acaso más fuerte todo lo que tienes en tu contra que el PODER de Dios??

No importa que hayan pasado 15, 20, 25 o más años de matrimonio desgraciado?
El tiempo para Dios no cuenta?
EL ES EL TODOPODEROSO?!!!

Es el Espíritu de Dios, quien es capaz de derribar todas las BARRERAS INVISIBLES que se han levantado en aquellos matrimonios que humanamente hablando ya están totalmente perdidos y desahuciados?
No hay nada difícil ni imposible para Dios?

El PODER SOBRENATURAL del Espíritu Santo, ejerce su acción ilimitada sobre los sentimientos heridos o indiferentes para impulsar a la práctica del AMOR ESPONTÁNEO entre la pareja, a quien se llega a amar NO por OBLIGACION, sino POR CONVICCIÓN.

Haces mal, si no oras por tu matrimonio?
Haces mal, si ya te resignaste?
Haces mal, pues con ello estas queriendo decir que Dios YA NO PUEDE hacer nada con tu matrimonio?

Te pregunto:

Aun podrá Dios HACER ALGO con tu matrimonio?
Tal vez para ti, NO?!!!
Pero para él, SI.
Solo basta que creas?
Que lo declares?
Que intercedas sin cesar por tu cónyuge, para que todas esas barreras que se han levantado entre ambos CAIGAN?

Ora por tu matrimonio y deja que Dios se encargue de hacer el resto?
O acaso crees que el amor no puede NACER de las cenizas?

José Alfredo Lievano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*