Persona del Espíritu Santo y Sus Ministerios III

Persona del Espíritu Santo y Sus Ministerios III
(18) Persona del Espíritu Santo y Sus Ministerios (j)

Ver Link

Cuando venga el Consolador, que Yo les enviaré de parte del Padre, el Espíritu de verdad que procede del Padre, Él testificará acerca de Mí. (Juan 15:26 NVI)

Meditación
Se está viendo el Espíritu Santo en su ministerio como Consolador. La Escritura nos ofrece distintas maneras con que Dios consuela, y se tratará de exponer la mayor parte. Hoy compartimos algo del “blog Hore Shakul: que es una palabra hebrea y su origen es bíblico y hace referencia al padre o madre que ha perdido a un hijo, significa padre desconsolado”. El blog refiere así, a la consolación: “La palabra consuelo es hermosa. Significa ser con el que está solo (solus). Brindar consuelo es una de las maneras más importantes de cuidar del otro”. Veremos la otra parte mañana.

(19) Persona del Espíritu Santo y Sus Ministerios (k)

Cuando venga el Consolador, a quien Yo enviaré del Padre, es decir, el Espíritu de verdad que procede del Padre, Él dará testimonio de Mí. (Juan 15:26 LBLA)

Meditación
Continúa el blog Hore shakul, que significa padre desconsolado; sobre la consolación: “La vida está llena de dolor, tristeza y soledad que con frecuencia nos preguntamos qué podríamos hacer para aliviar los inmensos sufrimientos que vemos. Consolar no significa quitar el dolor, sino estar junto al que lo sufre y decirle: ´No estás solo, Yo estoy contigo. Juntos podemos llevar nuestra carga. No tengas miedo, Yo estoy aquí´. Todos necesitamos tanto darlo como recibirlo”. En esta exposición, se puede tener una idea pequeña del trabajo o ministerio de nuestro Consolador.

(20) Persona del Espíritu Santo y Sus Ministerios (n)

El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos. (Lucas 4:18 RVR)

Meditación
Dios ofreció a su pueblo consolación, desde Egipto hasta la tierra prometida. Son muchas las pruebas bíblicas de consolación; particularmente, en los Salmos. En el NT, la consolación mediante el Espíritu Santo (Consolador) está disponible para todos; forma parte de la herencia del creyente, cual puede disfrutar (consolación espiritual y natural), por medio de la paz y el gozo. El anuncio de La consolación marcó el inicio del ministerio de Jesús. El pasaje que antecede, la manifiesta en sus variadas envolturas y constituye un paquete de beneficios, vigente para el creyente.

(21) Persona del Espíritu Santo y Sus Ministerios (o)

Él nos consuela en todas nuestras dificultades para que podamos consolar a otros. Cuando otros pasen dificultades, podremos ofrecerles el mismo consuelo que Dios nos ha dado a nosotros. (2 Corintios 1:4 NTV)

Meditación
Dios nos consuela mediante el Espíritu Santo, pero nosotros como creyentes y justos delante del Señor (Él nos hizo justo por gracia) debemos de consolar a otros como hemos sido consolados. En esta virtud o contexto, todo creyente debe consolar A Israel mediante oración. El pueblo judío sufrió pérdidas graves (muertos y heridos) hace unos días en Tel Aviv, mediante ataque terrorista en un restaurante y están desconsolados. Nos dice La Palabra, al respecto: “Consuelen, consuelen a mi pueblo?dice su Dios?(Isaías 40:1)”. Oremos por Israel en atención a la Palabra.

(22) Persona del Espíritu Santo y Sus Ministerios (p)

Estas cosas os he hablado para que en Mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, Yo he vencido al mundo. (Juan 16:33 RVR)

Meditación
Jesús enseñó que los creyentes tendríamos tribulación o aflicción; entiéndase, sufrimiento por vías de persecución por su causa, por eso prometió que no nos dejaría huérfanos, sino que enviaría a otro Consolador. Él sabía que no somos capaces de sostenernos con firmeza en este camino; sino, sólo con la ayuda divina. Necesitamos ser consolados una y otra vez; cuando pasamos pruebas y tristezas; enfermedades y desánimos, etc. Observe, que el Señor no dijo a sus apóstoles que les dejaba la bendición; sino, Su paz; porque es fortaleza para resistir, es parte de Su consolación.

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*