Padre, gracias

gracias dios gente azul negro cielo Gracias por todo lo que
me has concedido porque te lo había pedido.

Gracias también
por aquello que me has dado sin habértelo pedido,
y por todo lo que me has otorgado sin merecerlo.

Gracias por la salud, por el bienestar,
por las alegrías y las satisfacciones.
por aquella mano que me levantó,
por aquel consejo que me guió,
por las palabras que me alentaron,
por esa sonrisa que me alegró,
por aquellos brazos que me recibieron.
Gracias.

Gracias también
por la enfermedad,
por las penas y los sufrimientos.
¡Tú sabes los porqués!
Es el misterio de nuestra existencia.

Yo confío en ti.

Pero sobre todo,
te doy gracias, Señor,
por la fe que tengo en ti.
En este tiempo, un tanto confuso,
es a veces difícil creer.

Gracias, porque en las tinieblas me has iluminado,
por las caídas en que me has levantado,
porque has perdonado mis pecados.

Gracias, en fin,
por todo aquello que ignoro y de lo cual debiera darte gracias.
Así sea.

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*