Oración en la desgracia

Señor, grande es mi miseria
en esta desgracia que ha caído sobre mí.
Las preocupaciones amenazan con aplastarme.
Yo ya no sé qué hacer para salir adelante.

Dios mío, ten compasión y ayúdame.
Dame la fuerza necesaria para sobrellevar
lo que tú me has enviado.
Que no me domine el temor.
Cuida paternalmente
a todos mis seres queridos.

Dios misericordioso,
perdóname todo lo que he pecado
contra ti y contra mis hermanos y hermanas.
Confío en tu gracia
y me abandono en tus manos.

Haz conmigo lo que tú quieras.
Dispón de mí según tu santa y eterna voluntad
tanto en la vida como en la muerte.
Te pertenezco
y tú estás siempre a mi lado,
Dios mío.

Señor, yo seguiré esperando de ti
mi salvación
y la venida de tu Reino. Amén.

Tomado de: Al encuentro con Dios, Oraciones para la vida cristiana. Equipo Teyocoyani, Recopilación y Prólogo de José Argüello

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*