No andes con pecadores

MANTENTE  SIEMPRE  EN  GUERRA  CON
TUS VICIOS, EN PAZ CON TUS SEMEJANTES
Y DEJA QUE EN CADA DÍA SE DESPIERTE EN
TI, UNA PERSONA MEJOR.

Feliz el hombre que no sigue el consejo de los malvados,
ni va por el camino de los pecadores, ni hace causa
común con los que se burlan de Dios. Ese hombre es como
un árbol plantado a la orilla de un río, que da su fruto a
su tiempo y jamás se marchitan sus hojas. Todo lo que
hace le sale bien!.
Salmo 1:1,3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*