Memoria de Traición en semana santa

Memoria de Traición en semana santa

Jesús Predice Alejamiento Temporal de Pedro

Leer Versículos aquí

Simón, Simón, mira que Satanás os ha reclamado para zarandearos como a trigo; pero Yo he rogado por ti para que tu fe no falle; y tú, una vez que hayas regresado, fortalece a tus hermanos. (Lucas 22:31-32 LBLA)

Meditación
Esta escena presenta a Jesús congregado con sus discípulos, hablándoles, horas antes de su arresto, con Judas a la cabeza, quien lo entregaría. Pedro rechaza el mensaje, respondiendo: “Señor estoy dispuesto a ir contigo a la cárcel y a la muerte” (Lucas 22:33); luego, Pedro lo negó tres veces. La enseñanza de este episodio, reflejado en Pedro, son dos tipos de cristianismo: el trigo, comprometido y dispuesto a todo; pero su falla, raya en su confianza propia (la paja) que cree que por sus propios medios puede lograr o soportar la persecución (Mateo 13:24-30).

Hoy es Jueves de Pascua: Memoria de Traición y Arresto de Jesús

Todavía estaba hablando Jesús cuando llegó Judas, uno de los doce. Lo acompañaba una gran turba armada con espadas y palos, enviada por los jefes de los sacerdotes y los ancianos del pueblo. El traidor les había dado esta contraseña: Al que le dé un beso, ése es; arréstenlo. En seguida Judas se acercó a Jesús y lo saludó. ¡Rabí! le dijo, y lo besó. Amigo, le replicó Jesús, ¿a qué vienes? Entonces los hombres se acercaron y prendieron a Jesús. (Mateo 26: 47-50 NVI)

Meditación
Jueves de Pascua, nos recuerda la traición y arresto de Jesús con un beso. La costumbre de besarse era común entre judíos. Eran tres tipos de besos públicos: para saludarse, despedirse y de devoción; este último, fue el ritual que utilizó Judas con Jesús; transformándolo, en símbolo de traición. El Señor llamó a Judas: ‘amigo’; quizás, la escena más emotiva de la Biblia. ¡Le tiende su amor, a pesar de su traición! Jesús fue arrestado en horas inhábiles, violando la ley vigente; en tal virtud, preguntó: ¿Acaso soy un bandido, para que vengan con espadas y palos a arrestarme?

Crucifixión y Muerte de Jesús

Pilato les dijo: ¿Qué haré con Jesús, llamado el Cristo? Todos dijeron: ¡Sea crucificado! ¿Por qué? ¿Qué mal ha hecho? Pero ellos gritaban aún más, diciendo: ¡Sea Crucificado! Lo crucificaron y repartieron su ropa echando suertes. Con Él crucificaron a dos bandidos, uno a su derecha y otro a su izquierda. Entonces Jesús, volvió a gritar con fuerza, y entregó Su espíritu. (Mateo 27:22-23, 35, 38,50 LBLA, NVI)

Meditación
Orden de eventos en la crucifixión: Llegada al Gólgota. *Rechazo del ofrecimiento de la bebida narcótica. *Jesús es crucificado entre dos ladrones. *1er clamor: Padre, perdónalos; porque no saben lo que hacen. *Los soldados reparten su vestido. *Los judíos se burlan de Él. *Los ladrones Lo insultan y se mofan de Él. *Uno cree y se arrepiente *2do clamor: Hoy estarás conmigo en el paraíso. *3er clamor: Mujer he allí tu hijo; (hijo), he allí su madre. *Se produce la oscuridad. *4to clamor: Dios mío, porque me has abandonado. *5to clamor: tengo sed. *6to clamor; ¡Consumado es! *7mo clamor: Padre, en tus manos entrego Mi espíritu; Nuestro Señor expiró. *La tierra tembló; *El velo del templo se partió en dos…

Sepultura de Jesús

Había un hombre bueno y justo llamado José, miembro del Consejo, que no había estado de acuerdo con la decisión ni la conducta de ellos. Era de un pueblo de Judea llamado Arimatea, y esperaba el reino de Dios. Este se presentó ante Pilato y le pidió el cuerpo de Jesús. Después de bajarlo, lo envolvió en una sábana de lino y le puso en un sepulcro cavado en la roca, en el que todavía no se había sepultado a nadie. (Lucas 23: 50-53 NVI)

Meditación

José de Arimatea era rico y miembro del Sanedrín. No estuvo de acuerdo con el proceder y la actitud de sus colegas, al juzgar y condenar a Jesús. Una persona crucificada se consideraba un criminal y sus restos por lo general, no se sepultaban, se depositaba en una fosa común. Era un acto inusual, que alguien pidiera el cadáver de la persona condenada; más aún, si no era familiar. José sirvió al Señor (Isaías 53:9). No le importó su posición social ni tuvo temor, de ser expulsado del Concilio. Su amor por Cristo pudo más, marcó la diferencia; su firmeza de amarlo y seguirlo, aun en la muerte, es un ejemplo para los creyentes, hoy.

La Resurrección de Jesús

El primer día de la semana, muy de mañana, las mujeres fueron al sepulcro, llevando las especies aromáticas que habían preparado. Encontraron que había sido quitada la piedra que cubría el sepulcro y, al entrar, no hallaron el cuerpo del Señor Jesús. Se le presentaron dos hombres con ropas, resplandecientes. Asustadas, se postraron sobre su rostro, pero ellos les dijeron: ¿Por qué buscan ustedes entre los muertos al que vive? No está aquí; ¡Ha resucitado! (Lucas 24 1-6 NVI)

Meditación
En un día como hoy, hace dos mil años, aconteció el evento más asombroso y relevante de la historia universal: ¡Jesús Resucitó! El ángel dijo a las mujeres: ¡Ha resucitado, como prometió! La tumba de Jesús está vacía. Grandes personajes han venido a este mundo y se han ido; están en sus tumbas. Con su resurrección, Jesús probó lo que proclamó ser: ¡El Hijo de Dios! Su nacimiento virginal, ministerio, vida, muerte, sepultura y resurrección, se caracterizó por lo sobrenatural. ¡Celebremos la Resurrección de Jesús, nuestro Señor y Salvador! ¡Venció la muerte y Está Vivo!

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*