MANEJAR LAS EMOCIONES: 2. ¿DEBO CONFIAR EN MIS SENTIMIENTOS DE CULPA?

culpa gente mujer manosLa culpa es el sentimiento de haber violado tu código de conducta interior.

La culpa es necesaria para el verdadero arrepentimien­to. El arrepentimiento exige que estemos convencidos de .que estamos equivocados y que Dios tiene razón. Jesús no puede ayudarnos hasta que no reconozcamos nuestra culpa.

Tu código interior puede ser impreciso. Muchas veces Satanás intenta desanimar a los creyentes estableciendo una norma imposible y condenándonos cuando fracasamos en su cumplimiento. Nunca nos sentimos perdonados porque no existe una verdadera culpa y Dios no nos condena. De la misma manera, puedes proponerte a ti mismo o aprender de tus padres normas poco realistas (nunca debo permitir que mi hijo se hiera; nunca debo pasar por alto una opor­tunidad de dar algo a alguien; nunca debo airarme).

Puedes acallar tu conciencia ignorándola cada vez que te advierte que no hagas algo. 0 ella puede aprobar una acción porque la sociedad o tu familia te ha enseñado a pensar que está bien. Muchas personas nunca se sienten culpables del sexo premarital porque éste es socialmente aceptado.

Evalúa tu conciencia con la verdad: la Palabra de Dios. Si te sientes culpable por alguna acción que la Biblia no condena, no te condenes tú. Si te sientes culpable por no haber cumplido perfectamente alguna norma bíblica, con­fiesa y recibe el perdón. No insultes a Cristo rechazando el perdón después de que su sacrificio ha sido aplicado a tu pe­cado. Dios no espera que seas perfectamente santo ya; es tu orgullo el que demanda perfección. De hecho, la humildad por causa de tu propia flaqueza es una de las cosas que Dios desea que aprendas.

NOTA
1. James C. Dobson, Emotions (Emociones) (Ventura, Calif.: Gospel Light Publications, 1980) página 18.

Fuente: Guía de bolsillo para la vida cristiana -K.C. Hinckley, compilador

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*