LAS SIETE TROMPETAS (1er a la 4ta)

las 7 tromptetas
L
AS SIETE TROMPETAS

Ver Link

[box type=”info” align=”aligncenter” class=”” width=””]

El bosquejo del capítulo:

I. (Apoc 8.7) La primera trompeta: Granizo y fuego

II. (Apoc 8.8-9) La segunda trompeta: Una montaña ardiendo

III. (Apoc 8.10-11) La tercera trompeta: Una estrella ardiendo

IV. (Apoc 8.12-13) La cuarta trompeta: Oscuridad

[/box]

Las siete trompetas se tocan en tres diferentes capítulos del Libro de Apocalipsis. Vemos las primeras cuatro?las que resultan en cuatro desastres ecológicos?en el capítulo 8. Las siguientes tres trompetas son también ?ayes? y se tildan así por tan duro que es el juicio de ellas. Los primeros dos ?ayes? aparecen en el capítulo 9 (que contiene dos) y último en el capítulo 11, después de un ?paréntesis? en que Dios nos da más información sobre otros acontecimiento sucediendo alrededor de este mismo tiempo.

LA PRIMERA TROMPETA: GRANIZO Y FUEGO

El primer ángel tocó la trompeta, y hubo granizo y fuego mezclados con sangre, que fueron lanzados sobre la tierra; y la tercera parte de los árboles se quemó, y se quemó toda la hierba verde. [Apoc 8.7]

Este juicio es como la séptima plaga que Dios mandó sobre Egipto por medio de Moisés.

Y Jehová dijo a Moisés: Extiende tu mano hacia el cielo, para que venga granizo en toda la tierra de Egipto sobre los hombres, y sobre las bestias, y sobre toda la hierba del campo en el país de Egipto. Y Moisés extendió su vara hacia el cielo, y Jehová hizo tronar y granizar, y el fuego se descargó sobre la tierra; y Jehová hizo llover granizo sobre la tierra de Egipto. Hubo, pues, granizo, y fuego mezclado con el granizo, tan grande, cual nunca hubo en toda la tierra de Egipto desde que fue habitada. Y aquel granizo hirió en toda la tierra de Egipto todo lo que estaba en el campo, así hombres como bestias; asimismo destrozó el granizo toda la hierba del campo, y desgajó todos los árboles del país. [Exod 9.22-25]

Es muy probable que todas las diez plagas de Egipto se van a repetir durante la Gran Tribulación porque forman un cuadro doctrinal del juicio de Dios sobre el mundo. Además, parece que Moisés volverá a la tierra con Elías, como uno de los dos testigos de Apocalipsis 11. Él, entonces, es el que hace ?toda plaga? (todas las diez que hizo antes en Egipto).

Y daré a mis dos testigos que profeticen por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio… Estos tienen poder para cerrar el cielo, a fin de que no llueva en los días de su profecía; y tienen poder sobre las aguas para convertirlas en sangre, y para herir la tierra con toda plaga, cuantas veces quieran. [Apoc 11.3-6]

En ambos casos?en Egipto y en la Tribulación?siempre hay un remanente de judíos que Dios separa de las demás personas para protegerlos. Antes del éxodo, los judíos que estaban en Egipto fueron protegidos en la tierra de Gosén.

Solamente en la tierra de Gosén, donde estaban los hijos de Israel, no hubo granizo. [Exod 9.26]

Durante la Tribulación los judíos serán protegidos en el desierto, probablemente en el lugar que se llama Petra.

Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo. [Apoc 12.14]

Observe varias cosas de lo que la Biblia dice acerca de este juicio de la primera trompeta. En primer lugar, se trata en parte de fuego que cae del cielo. Puede ser llamas, como en el caso de Elías en el Monte Carmelo (1Rey 18.38), o puede ser relámpagos como los de una tormenta. En segundo lugar, note que este juicio es global. El versículo dice que el granizo y el fuego mezclados con sangre caen sobre ?la tierra??o sea, sobre el mundo entero (exactamente como Dios dijo en Apocalipsis 3.10). En tercer lugar, esta primera trompeta es un cumplimiento parcial de la profecía de Joel 2.30-31.

Y daré prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, y fuego, y columnas de humo. El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso de Jehová. [Joel 2.30-31]

Puesto que el Apóstol Pedro citó este pasaje en su famoso discurso del día de Pentecostés en Hechos 2, muchos cristianos creen que estas señales son para la época de la Iglesia. Muchos están buscándolos en estos ?postreros días? de nuestra época.
Sin embargo, al comparar la Escritura con la Escritura, es fácil de ver que en Hechos 2 Pedro está predicando sobre el cumplimiento de esta profecía en Joel, entonces los ?postreros días? que el menciona (Hech 2.17) son los días justo antes del día grande y espantoso de Jehová
? los día de la Gran Tribulación justo antes de la segunda venida de Cristo. El discurso de Pedro en Hechos 2 no tiene nada que ver con los cristiano en ninguna parte de la época de la Iglesia. Se trata de la Tribulación.

Apocalipsis 8.7 dice también que el juicio de Dios cae sobre ?la tercera parte? de los árboles. Por lo tanto, hay dos terceras partes que no sufren bajo el juicio de esta primera trompeta. Esta misma frase (?tercera parte?) se menciona en la Biblia unas 36 veces. En tres libros se menciona sólo una vez; en cuatro libros se menciona tres veces; en el Libro de Ezequiel se menciona siete veces. Pero, en el Libro de Apocalipsis se menciona 14 veces, y de estas 14 veces, 13 tienen que ver con el juicio de la trompetas.

Así que, en primer lugar vemos que en Apocalipsis Dios quiere mostrarnos algo acerca de esta ?tercera parte? que Él juzga.
Además, si tomamos en cuenta que durante el juicio de las trompetas la frase se repite 13 veces (el número de rebelión en la Biblia), podemos ver un cuadro formando de otra ?tercera parte? que la Biblia dice que merece el juicio divino.
En la última mención de la frase, parece que Dios nos ha dado una pista acerca de lo que podemos aprender de esto.

También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese. [Apoc 12.3-4]

Una tercera parte de los ángeles cayó cuando Satanás se rebeló contra Dios en la historia preadámica. Fíjese en lo que Apocalipsis 8.7 dice acerca del juicio de Dios sobre la tierra durante esta primera trompeta. Dice que el juicio divino cayó sobre ?la tercera parte de los árboles? pero que ?se quemó toda la hierba verde?. En la Biblia la hierba es un cuadro del hombre, todos los hombres
(como toda la hierba en Apocalipsis 8.7) cayó bajo el juicio de Dios, porque todos venimos de Adán.

Porque: Toda carne es como hierba, y toda la gloria del hombre como flor de la hierba. La hierba se seca, y la flor se cae; [1Ped 1.24]

Sin embargo, no todos los ángeles merecen el juicio de Dios, sólo una tercera parte. Entonces, 13 veces Dios usa la frase ?la tercera parte? durante el juicio de las trompetas, y lo hace para enseñarnos algo. Puede ser que nos está mostrando un cuadro de los ángeles, que hay una tercera parte de ellos que merecen el juicio y dos terceras que no.

LA SEGUNDA TROMPETA: UNA MONTAÑA ARDIENDO

8 El segundo ángel tocó la trompeta, y como una gran montaña ardiendo en fuego fue precipitada en el mar; y la tercera parte del mar se convirtió en sangre.

9 Y murió la tercera parte de los seres vivientes que estaban en el mar, y la tercera parte de las naves fue destruida. [Apoc 8.8-9]

Este juicio es como la primera plaga que Dios mandó sobre Egipto por medio de Moisés.

Y Moisés y Aarón hicieron como Jehová lo mandó; y alzando la vara golpeó las aguas que había en el río, en presencia de Faraón y de sus siervos; y todas las aguas que había en el río se convirtieron en sangre. Asimismo los peces que había en el río murieron; y el río se corrompió, tanto que los egipcios no podían beber de él. Y hubo sangre por toda la tierra de Egipto. [Exod 7.20-21]

Lo que cae en el mar durante el juicio de esta segunda trompeta es ?como? una montaña ardiendo. Esto quiere decir no ?es? una montaña, sino que es como una montaña. ¿Qué es como una montaña ardiendo que cae del cielo? Puede ser que Juan está describiendo un bólido o un meteorito.

Si es así, un meteorito precipita en el mar y (tal vez por una reacción química o simplemente porque Dios lo hace) el agua se convierte en sangre. Debido a este cambio, una tercera parte de los peces muere y además, por el impacto (se supone), una tercera parte de las naves es destruida.

Hollywood ha aprovechado de esta verdad en los últimos años con varias películas que tratan de este mismo tema, como por ejemplo Impacto Profundo y Armagedón. Parece que Satanás está preparando a la gente porque él sabe lo que está por venir.

LA TERCERA TROMPETA: UNA ESTRELLA ARDIENDO

10 El tercer ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha, y cayó sobre la tercera parte de los ríos, y sobre las fuentes de las aguas.

11 Y el nombre de la estrella es Ajenjo. Y la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo; y muchos hombres murieron a causa de esas aguas, porque se hicieron amargas. [Apoc 8.10-11]

Algunos hoy en día quiere tomar esta trompeta simbólicamente, diciendo que esta estrella Ajenjo es Satanás. Sin embargo, si seguimos las reglas del estudio bíblico (la sana hermenéutica) sabemos que debemos interpretar un pasaje literalmente hasta que sea imposible de hacerlo. Si tomamos Apocalipsis 8.10-11 literalmente, no es difícil de entender.

Otra vez algo cae del cielo y ahora es una ?estrella? ardiendo. ¿Qué será? Puede ser otro bólido o meteorito, pero su forma no es ?como una montaña?. El versículo dice que esta estrella es ?como una antorcha?, que quiere decir que es más larga que ancha. Así que, no parece ser un meteorito. Lo que sea que es, cae sobre la tierra y afecta una tercera parte del agua potable, convirtiéndola en ?ajenjo?.

El ajenjo es una planta que se usa para confeccionar bebidas amargas. Cuando la estrella que se llama Ajenjo cae sobre la aguas, ellas se convierten en ajenjo?o sea, en ?aguas amargas?. Al comparar la Escritura con la Escritura, vemos que las aguas amargas son aguas venenosas (tóxicas).

Y llegaron a Mara, y no pudieron beber las aguas de Mara, porque eran amargas; por eso le pusieron el nombre de Mara. Entonces el pueblo murmuró contra Moisés, y dijo: ¿Qué hemos de beber? Y Moisés clamó a Jehová, y Jehová le mostró un árbol; y lo echó en las aguas, y las aguas se endulzaron. Allí les dio estatutos y ordenanzas, y allí los probó. [Exod 15.23-25]

Esto es exactamente lo que vemos sucede durante el juicio de la tercera trompeta. Las aguas de ajenjo provocan la muerte de muchos hombres.

Esta trompeta es el cumplimiento de la profecía de Jeremías 9.13-15. Los hombres comerán comida (de ajenjo) y beberán agua que les causarán la muerte.

Dijo Jehová: Porque dejaron mi ley, la cual di delante de ellos, y no obedecieron a mi voz, ni caminaron conforme a ella; antes se fueron tras la imaginación de su corazón, y en pos de los baales, según les enseñaron sus padres. Por tanto, así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel: He aquí que a este pueblo yo les daré a comer ajenjo, y les daré a beber aguas de hiel. [Jer 9.13-15]

Puede ser que durante este tiempo se manifiestan algunas de las señales de Apóstol (si no todas ellas). Para entender esto, tenemos que regresar al primer siglo y la transición que tomó lugar durante el ministerio de los Apóstoles. Recuerde que en el Libro de Hechos Dios les dio a los judíos una segunda oportunidad de aceptar a Jesús como su Mesías, y así recibir el reino físico con el Señor reinando sobre el trono de David en Jerusalén. Puesto que los Apóstoles?los nuevos mensajeros?estaban llevando un nuevo mensaje a los líderes del pueblo de Dios (Israel), el Señor les dio señales para confirmar su palabra (su nuevo mensaje).

Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían. Amén. [Mar 16.20]

Entonces, durante el Libro de Hechos?especialmente la primera mitad de este libro, hasta el rechazo que toma lugar en el capítulo 7?vemos los dones de señal como, por ejemplo, las lenguas y la sanidad.

Pedro fue muy específico acerca de este tiempo del segundo ofrecimiento porque lo llamó ?aquellos días? (una frase clave que se refiere a la Tribulación en al Biblia; ver Mateo 24) y citó Joel 2.28, una profecía acerca de la Tribulación.

Y en los postreros días, dice Dios, derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; vuestros jóvenes verán visiones, y vuestros ancianos soñarán sueños. Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días derramaré de mi Espíritu, y profetizarán. [Hech 2.17-18]

Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones. Y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días. [Joel 2.28-29]

Si los judíos hubieran aceptado a Jesús, aquellos días de Hechos ?los capítulos del 1 al 7 ?
habrían formado parte de la Tribulación (y la Iglesia no habría existido). Entonces, quizá en aquellos días la Tribulación se manifestarán otra vez las mismas señales de Apóstol exactamente como vemos en aquellos días de los primeros capítulos de Hechos. Servirán para comprobar el nuevo mensaje que Dios mandará a Su pueblo a través de nuevos mensajeros.

Este asunto se vuelve importante cuando tomamos en cuenta el hecho que una parte del remanente fiel de los judíos va a recibir agua sobrenaturalmente en el desierto (exactamente como Moisés proveyó agua de la roca para Israel después del éxodo de Egipto).

Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo. [Apoc 12.14]

Sin embargo, el resto de este remanente fiel estará viviendo en el mundo, luchando contra el control del Anticristo y sufriendo todo lo que estará pasando en la tierra.

Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo. [Apoc 12.17]

¿Cómo van a tomar agua mortífera (ajenjo) sin morir? Puede ser vemos la provisión de Dios en las señales de Apóstol?unas capacidades sobrenaturales que Dios da a ciertos seguidores Suyos.

Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado. Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán. [Mat 16.15-18]

LA CUARTA TROMPETA: OSCURIDAD

12 El cuarto ángel tocó la trompeta, y fue herida la tercera parte del sol, y la tercera parte de la luna, y la tercera parte de las estrellas, para que se oscureciese la tercera parte de ellos, y no hubiese luz en la tercera parte del día, y asimismo de la noche.

13 Y miré, y oí a un ángel volar por en medio del cielo, diciendo a gran voz: ¡Ay, ay, ay, de los que moran en la tierra, a causa de los otros toques de trompeta que están para sonar los tres ángeles! [Apoc 8.12-13]

Antes de la segunda venida (durante la Gran Tribulación) habrá oscuridad. Isaías profetizó sobre este asunto cuando dijo lo siguiente.

He aquí el día de Jehová viene, terrible, y de indignación y ardor de ira, para convertir la tierra en soledad, y raer de ella a sus pecadores. Por lo cual las estrellas de los cielos y sus luceros no darán su luz; y el sol se oscurecerá al nacer, y la luna no dará su resplandor. Y castigaré al mundo por su maldad, y a los impíos por su iniquidad; y haré que cese la arrogancia de los soberbios, y abatiré la altivez de los fuertes. [Isa 13.9-11]

Isaías dice que cuando el día de Jehová?la segunda venida de Cristo?viene (justo antes de venida, durante la Gran Tribulación), habrá una oscuridad sobrenatural en la tierra. Joel también habla de una oscuridad antes de la venida gloriosa del Mesías.

El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso de Jehová. [Joel 2.31]

Durante este juicio de la cuarta trompeta, la oscuridad es parcial, porque sólo se corta una tercera parte de la luz (Apoc 8.12). Hay que distinguir este fenómeno de la oscuridad total que sucede en la segunda venida.

Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre; y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento. [Apoc 6.12-13]

El versículo 13 de Apocalipsis capítulo 8 contiene una amenaza (o un aviso) de las últimas tres trompetas. Un ángel sale volando y dice, ?¡Ay, ay, ay!? de los moradores de la tierra por lo que viene en los juicios de los siguientes trompetas.

En este versículo 13, vemos una buena lección sobre la importancia de las palabras de la Escritura. Fíjese una vez más en el versículo 13 arriba y conteste esta pregunta: ¿Qué (o a quién) oye Juan? El versículo dice que él oye un ángel?la palabra que la Escritura usa es ?ángel?. Lea este mismo versículo de la versión ?Dios Habla Hoy?:

Luego miré, y oí un águila que volaba en medio del cielo y decía con fuerte voz: ?¡Ay, ay, ay de los habitantes de la tierra, cuando suenen las trompetas que van a tocar los otros tres ángeles.? [Apoc 8.13; Dios Habla Hoy]

Léalo también en la Nueva Versión Internacional:

Mientras observaba, oí un águila que volaba en medio del cielo y decía con voz fuerte: ?¡Ay, ay! ¡Ay, de los habitantes de  la  tierra, a  causa  de  los  toques de  trompeta que los  otros  tres  ángeles está a  punto de tocar!? [Apoc 8.13; Nueva Versión Internacional]

Cuando alguien dice que no importa cual versión de la Biblia que se usa, porque todas se comunican el mismo ?mensaje?, se equivoca.

¿Cuál es el ?mensaje? que se comunica en Apocalipsis 8.13?

¿Es un mensaje de un ángel o un águila? Y,

¿quién será el que quiere hacerle dudar las palabras de Dios?

Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? [Gen 3.1]

Las tres ?ayes? del ángel (dice: ?¡Ay, ay, ay…!?) significan que los próximos juicios de la trompetas serán sobremanera severas. El primer ?ay? es la salida de las criaturas espantosas del pozo del abismo. Salen para atormentar a los hombres por cinco meses. El segundo ?ay? se trata de los cuatro demonios que se desatan y matan una tercera parte de los hombres.
El tercer ?ay? es la segunda venida de Cristo
?viene con todos los ejércitos celestiales para tomar control del reino y destruir a todos los impíos. Estas son las siguientes tres trompetas.

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*