Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Tiatira I


(241) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Tiatira

Leer Versículos aquí

Y escribe al ángel de la iglesia en Tiatira: El Hijo de Dios, el que tiene ojos como llama de fuego, y pies semejantes al bronce bruñido, dice esto… (Apocalipsis 2:18 RVR)

Reflexión
Confío en el Señor que recibieron un aporte a sus vidas en cuanto a las características de la Iglesia de Pérgamo, que es la Iglesia comprometida con el mundo. Ahora, toca meditar en el mensaje enviado al ángel de la Iglesia Tiatira: esta es la Iglesia en idolatría. Si en Pérgamo, la iglesia comenzó a declinarse con la doctrina de Balam y los Nicolaítas, y su característica principal fue “donde está el trono de Satanás” (Apocalipsis 2:13-15); en Tiatira, las cosas se empeoran y se revela de qué manera la maldad avanza en la iglesia y se practica abiertamente la idolatría.

(242) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Tiatira (a)

Escribe también al ángel de la iglesia de Tiatira: Esto dice el Hijo de Dios, el que tiene los ojos como llamas de fuego y los pies como bronce pulido. (Apocalipsis 2:18 DHH)

Reflexión
Escribe también al ángel de la iglesia de Tiatira: Esto dice el Hijo de Dios, el que tiene los ojos como llamas de fuego y los pies como bronce pulido. (Apocalipsis 2:18 DHH)

Reflexión
Ubicación física de Tiatira: “Ciudad de Asia Menor fundada (siglo IV a.C.) por Seleuco I de Siria. Fue una guarnición fronteriza antes de pasar (en 133 a.C.) al Imperio Romano, bajo cuyo régimen conservó su importancia en la industria y en la red de carreteras. Se destacaban sus artesanos en la tintorería, la confección de ropa, la alfarería y la fundición de bronce. Lidia de Tiatira, la vendedora de púrpura que Pablo conoció en Filipos, debe haber sido agente de un manufacturero de Tiatira. Ella adoraba a Dios según Hechos 16:14 lo que da a entender que era prosélito hebreo.

(243) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Tiatira (b)
Escribe al ángel de la iglesia en Tiatira. Así dice el Hijo de Dios, cuyos ojos son como una llama de fuego, y cuyos pies se asemejan al bronce pulido. (Apocalipsis 2:18 RVC)

Reflexión
Seguimos con la ubicación física: “Tiatira es la moderna Akhisar, una ciudad en la provincia de Asia en el límite de Lidia y Misia. Las monedas sugieren que, por su ubicación en una gran carretera que conectaba dos ríos que, desguaban dos valles. Su antigua deidad (dios) anatolia era una imagen belicosa armada con un hacha de guerra y montado sobre un cordel. Una singular moneda retrata una deidad (diosa) femenina que llevaba una corona que simulaba almenas”. Era una ciudad con un historial de idolatría, cual facilita la comprensión del porqué, la iglesia cayó en la idolatría.

(244) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Tiatira (b)
Escribe al ángel de la iglesia de Tiatira: Esto dice el Hijo de Dios, cuyos ojos parecen llamas de fuego, y sus pies, metal precioso. (Apocalipsis 2:18 BDJ)

Reflexión
Descripción resumida del mensaje con alusión histórica: “La Iglesia de Tiatira era la cuarta de las siete iglesias de Asia (Apocalipsis 1:11; 2:18-29). La carta dirigida a ella está repleta de alusiones a las circunstancias de la ciudad. Por ejemplo, a Cristo se le describe en términos comprensible a un obrero de bronce, y los detalles de la promesa (Apocalipsis 2:26) reflejan la larga historia militar de Tiatira. Bajo el nombre simbólico de Jezabel, se presenta una mujer, aceptada en la comunión de la iglesia, que pretendía introducir ciertos aspectos de la vida pagana”

(245) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Tiatira (c)
Y escribe al ángel de Tiatira: El Hijo de Dios, que tiene ojos como llama de fuego, cuyos pies son semejantes al bronce bruñido, dice esto: (Apocalipsis 2:18 LBLA)

Reflexión
Visto aspectos parciales de ubicación y breve reseña histórica sobre Tiatira, pasemos a los detalles. ‘Hijo de Dios’; ¿por qué Cristo se identifica así, a esta Iglesia? Este título con que Jesús se define a sí mismo, dirigido a la iglesia en Tiatira es singular y coercitivo; otros lo llamaron así y Él contestó a ello en su momento; se escribió de Él de esa forma, pero, nunca Él, se había identificado de esa manera. Este título da severidad al contenido del mensaje en su esencia, ya que es de carácter represivo, correctivo, disciplinario y conlleva advertencias variadas y severas.

(246) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Tiatira (d)
Escribe al ángel de la iglesia de Tiatira: ¡Yo soy el Hijo de Dios! Mis ojos parecen llamas de fuego, y mis pies brillan como el bronce pulido. (Apocalipsis 2:18 TLA)

Reflexión
Definamos el título ‘Hijo de Dios’: El Evangelio de Juan es el que más habló o utilizó el título: ‘Hijo de Dios’, con relación a los otros. En principio, Hijo de Dios es el nombre o título divino de Jesús. El título indica tanto el propósito mesiánico de Jesús como su deidad en una relación única con su Padre (Lucas 1:31-35). Fue aplicado el título a Él por el Padre en su bautismo, al declarar: “Este es Mi Hijo amado en que tengo complacencia” (Mateo 3:17; Lucas 3:22); y de nuevo en Su transfiguración cuando estuvo en el monte con tres de sus discípulos (Mateo 17:5; Marcos 9:7).

(247) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Tiatira (e)
Esto dice el Hijo de Dios, el que tiene ojos que resplandecen como llamas de fuego y pies que parecen bronce al rojo vivo. (Apocalipsis 2:18 NVI)

Reflexión
Continua, título ‘Hijo de Dios’: Este título sale a relucir en la confesión de Pedro cuando Jesús preguntó quién decía la gente que era Él y que pensaba los apóstoles al respecto (Mateo16:13-16). Fue reconocido y llamado así por el centurión en Su resurrección (Mateo 27:54); identificado y declarado por los demonios (Marcos 5:7). Así mismo, Jesús es el Hijo de Dios en el sentido unigénito de Dios (Juan 1:18). Cristo hizo mención de este nombre, aplicándoselo en forma indirecta, cuando ripostó a los judíos sobre la acusación en su contra (Juan 10:36).

(248) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Tiatira (f)
Escribe al ángel de la iglesia en Tiatira: El Hijo de Dios, que tiene ojos como llama de fuego, y Sus pies son semejantes al bronce bruñido dice… (Apocalipsis 2:18 NBLH)

Reflexión
Cuando Cristo se dirige a la Iglesia Tiatira como el Hijo de Dios con ojos como llamas de fuego y pies bruñido está hablando en doble vía. El Hijo de Dios representa el Cristo como Deidad, glorificado y poderosos que derramará juicio sobre las naciones, pero la otra característica representa a Él, en calidad de Sumo Sacerdote, que intercede por los creyentes que continua fiel en esa iglesia. Vemos advertencia de juicio al declarar enfermedad y muerte, si no se arrepienten (Apocalipsis 2:21-22); y misericordia para los que retienen la sana doctrina (Apocalipsis 2:24-25).

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*