Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Pérgamo V

Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Pérgamo

(221) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Pérgamo (cc)

Leer Versículos aquí

De modo parecido, entre ustedes hay algunos nicolaítas. Y recuerden que la paciencia de nuestro Señor da tiempo para que la gente sea salva. Esto es lo que nuestro hermano Pablo les escribió con la sabiduría que Dios le dio. Algunos de sus comentarios son difíciles de entender, y los que son ignorante e inestables han tergiversado sus cartas, para que signifiquen algo muy diferente, así como lo hacen con otras partes de la Escritura. (Apocalipsis 2:15; 2 Pedro 3:15-16 NTV)

Reflexión
En su avance y consolidación, la doctrina Nicolaíta prosiguió en su siguiente paso, torciendo una declaración de Pedro y justificando los maestros “educados”, diciendo: “Se necesita una educación especial para leer y entender la Palabra. Pues aun Pedro dijo que muchas cosas que Pablo escribió eran difíciles de entender”. Esto fue oportunidad y motivo para pronto quitar la Palabra de la grey y se comenzó a oír únicamente lo que el sacerdote tenía que decir; y hacer lo que él decía. A esta práctica llamaron Dios y Su santa Palabra. Todo los que se oponían a ellos, eran excomulgados.

(222) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Pérgamo (dd)

Toleras así mismo a los que sostienen la doctrina de los nicolaítas. (Apocalipsis 2:15 NVI)

Reflexión
En camino a su consolidación, los Nicolaítas hicieron y tomaron acciones drásticas; entre ellas, se puede citar: “Ellos tomaron control de las mentes y las vidas de la gente y les hicieron siervos de un sacerdocio despótico. Apartaron a los entendidos en la Palabra, excomulgaron a los maestros justos, las personas piadosas y quemaron los pergaminos, con el ánimo de que sólo ellos, podían tener acceso a la Palabra a su modo y entender. Si quieren pruebas de que ‘demandan las vidas y las mentes de los hombres’ lean el edicto de Teodosio X. El primer Edicto de Teodosio”.

(223) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Pérgamo (ee)

Así tú también tienes algunos que de la misma manera mantienen la doctrina de los Nicolaítas. Pero ante todo sepan esto, que ninguna profecía de la Escritura es asunto de interpretación personal. (Apocalipsis 2:15; 2 Pedro 1:20 NBLH)

Reflexión
“El primer Edicto de Teodosio: Este edicto fue promulgado inmediatamente después de que él fue bautizado por la Primera Iglesia de Roma. Y dice: ‘Es la voluntad de nosotros los tres emperadores, que nuestros súbditos se adhieran firmemente a la religión que fue enseñada por San Pedro a los Romanos, la cual ha sido fielmente preservada por la tradición y la cual es ahora profesada por el pontífice, Dámaso de Roma, y Pedro, obispo de Alejandría, un hombre de santidad Apostólica según la institución de los Apóstoles, y la doctrina del Evangelio; creamos en una Deidad del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, de igual majestad en la Santa Trinidad”.

(224) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Pérgamo (ff)

Tengo algunas cosas contra ti: toleras a los que profesan la doctrina de Balaam, el que enseñó a Balac a hacer tropezar a los israelitas con la prostitución y las carnes sacrificadas a los ídolos. Lo mismo hacen los que siguen la doctrina de los nicolaítas ahí donde tú estás. (Apocalipsis 2:14,15 BLAT)

Reflexión
Continua el Edicto de Teodosio: “Nosotros ordenamos que los seguidores de esta fe sean llamados cristianos católicos; llamamos a todos los seguidores insensatos de otras religiones con el nombre infame de herejes, y prohibimos que sus reuniones ilegales asuman el nombre de iglesias. Además de la condenación de la justicia divina, ellos deben esperar el grave castigo que nuestra autoridad, guiada por la sabiduría celestial, vea conveniente aplicar… Las quince leyes que este emperador promulgó (en 15 años) quitaron a los cristianos todos los derechos de ejercer su culto. Los excluyó de todas las actividades civiles y los amenazaron con sanciones distintas, incluyendo la muerte.

(225) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Pérgamo (gg)

Y también tienes a los que retienen la doctrina de los nicolaítas, la que Yo aborrezco. Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. Y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el Justo. (Apocalipsis 2:15; 1 Juan 1:9; 2:1 RVR)

Reflexión
Vamos concluyendo la doctrina de los Nicolaítas. Los primeros obispos que representaban esta doctrina no tuvieron reparo en cosa alguna. Tomaron control de la congregación y para reafirmar su posición se pusieron encima de la Palabra. Decretaron que estaban facultados para perdonar pecados y al respecto, establecieron el procedimiento, mediante la confesión y luego el perdón. Fueron y son atrevidos y herejes; al ponerse encima de la Palabra y tratar de ser igual a Dios; pues, sólo Él puede perdonar pecados mediante la mediación de Jesucristo (ver pasajes).

(226) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Pérgamo (hh)

Así tú también tienes algunos que de la misma manera mantienen la doctrina de los nicolaítas. Así como Aquel que os llamó es santo, así también sed vosotros santos en toda vuestra manera de vivir. Porque escrito está: Sed santos, porque Yo soy santo. (Apocalipsis 2:15; 2 Pedro 1:15-16 LBLA)

Reflexión
Los nicolaítas a través de los siglos han torcido y tratado de degradar las Escrituras en toda forma posible, alterando gran parte de su contenido; introdujeron “fiestas nuevas” (que no existen) a su congregación: (1) Cambiaron al solsticio, una fiesta pagana romana y la convirtieron en la navidad (y la denominaron nacimiento de Cristo), y (2) trataron de substituir la pascua judía con la semana santa. Ningún día o semana, es santa; en la era de la Iglesia, los creyentes somos santos y debemos practicar la santidad. Empezaron a bautiza a los infantes en el segundo siglo, etc.

(227) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Pérgamo (ii)

Por tanto, arrepiéntete; si no, vendré a ti pronto y pelearé contra ellos con la espada de mi boca. (Apocalipsis 2:15 LBLA)

Reflexión
El recurso del Señor para los creyentes que han caído en errores o pecado, es el mismo: ¡arrepentimiento!; es decir, un cambio de actitud. En el Antiguo Testamento, se puede resumir así: del hebreo najam, tenemos que significada ser tranquilizado, aliviado o consolado, se traduce ‘lamentarse por algo, o cambiar de opinión, estar compungido. Tomando en cuenta la combinación de los distintos pasajes bíblicos, que usan la palabra en el sentido que tiene metanola (griego), en el NT, tiende a significar un cambio de mente, de pensamiento, de pensar y actuar.

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*