Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Pérgamo VI

arrepiéntete

(228) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Pérgamo (jj)

Leer Versículos aquí

Por tanto, arrepiéntete; pues si no, vendré a ti pronto, y pelearé contra ellos con la espada de mi boca. Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón. (Apocalipsis 2:16; Génesis 6:6 RVR)

Reflexión
El arrepentimiento es un mandato de Dios desde la antigüedad; y hay ejemplos en la Biblia, donde Dios se arrepiente. Él nunca pide algo, que no ha hecho, antes. En esa virtud, de acuerdo a la costumbre del AT al ser aplicada a Dios, la palabra es utilizada para describir un conocimiento de la experiencia con Dios en la historia. Dios parecería cambiar su manera de pensar. Se observa en algunos pasajes, que en cierta situación Dios no hacía lo que dijo que haría, indicando a Israel que Dios, actuando en lo que pareciera ser una manera humana, cambia de manera de pensar y en ciertas situaciones ‘se arrepiente’.

(229) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Pérgamo (kk)

Arrepiéntete de tu pecado, o de lo contrario, vendré a ti de repente y pelearé contra ellos con la espada de mi boca. Recuerden que es pecado saber lo que se debe hacer y luego no hacerlo. (Apocalipsis 2:16; Santiago 4:17 NTV)

Reflexión
Conclusión sobre arrepentimiento: En el NT, esta palabra es la traducción del verbo griego metanoeö, que significa tener otra mente, cambiar de mente; e indica un cambio de mente con respecto al pecado, hacia, y, a Dios mismo. El pasaje se refiere expresamente al pecado de omisión; es decir, la inacción del liderazgo de la Iglesia Pérgamo de tolerar o convivir con los que practicaban las doctrinas de Balam y los Nicolaítas (Apocalipsis 2:14-15). El Señor es específico en señalar este pecado. La tolerancia o inacción con respecto al pecado, ¡es pecado!

(230) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Pérgamo (ll)

Por lo tanto, ¡arrepiéntete! De otra manera, iré pronto a ti para pelear contra ellos con la espada de mi boca. El Hijo del Hombre enviará a sus ángeles, y arrancarán de su reino a todos los que pecan y hacen pecar. Los arrojarán al horno encendido, donde habrá llanto y rechinar de dientes. (Apocalipsis 2:16; Mateo 13:41-42 NVI)

Reflexión
“Iré pronto” o “de repente”, indica que el Señor anunció su llegada sin fecha. Su aparición será súbita, sin anuncio previo y ese evento puede acaecer en cualquier momento, mediante el rapto. Al decir pelear contra ellos, se entiende, que la verdadera Iglesia debe apartarse de ellos o bien, porque pueden sufrir juicio divino, en cualquier momento. Los Nicolaítas, en cierta manera simbolizan a la parábola del trigo y la cizaña que “un enemigo siembra en el campo del trigo” (Mateo 13:28), es decir, en la Iglesia. Tendrán un juicio severo cuando aparece el Hijo del Hombre.

(231) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Pérgamo (mm)

El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las Iglesias. Al vencedor le daré del maná escondido y le daré una piedrecita blanca, y grabado en la piedrecita un nombre nuevo, el cual nadie conoce sino aquel que lo recibe. (Apocalipsis 2:17 LBLA)

Reflexión
La Biblia define al maná como ‘pan del cielo’; este nombre o referencia aparece por primera vez en Éxodo (16). Fue el alimento que Dios proveyó a la casa de Israel durante toda su peregrinación en el desierto (Josué 5:12). El salmista lo llama ‘trigo de los cielos’ y ‘pan de nobles’ (Salmos 78:24-25) o, quizás pan de ángeles (conforme a la LXX), porque la palabra hebrea se basa en el verbo volar. El apóstol Pablo lo llama ‘alimento espiritual’ (1 Corintios 10:3) por su origen divino y por su significado como tipo Cristo. Jesús se identificó como el verdadero ‘pan del cielo’ y ‘pan de vida’.

(232) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Pérgamo (nn)

El que tiene oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, daré de comer del maná escondido… Yo soy el pan de vida. Vuestros padres comieron el maná en el desierto y murieron. Este es el Pan que desciende del cielo, para que el que de Él come, no muera. (Apocalipsis 2:17; Juan 6:48-50 RVR)

Reflexión
Continua descripción bíblica del maná: Aunque era una substancia, vimos que es llamado ‘alimento espiritual’, haciendo referencia a su origen divino y sobrenatural. Es también conocido como pan liviano (Números 21:5). El maná también representa o es un tipo de Cristo en su humillación, dando su carne para que el creyente pueda tener vida eterna (Juan 6:49-51). Comer el maná es meditar en el Señor Jesús durante el tiempo en que vivió entre los hombres y no hacía su voluntad sino la voluntad de su Padre, que está en los cielos (Juan 6:38-40).

(233) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Pérgamo (oo)

El que tenga oídos, que oiga lo que el espíritu dice a las Iglesias. Al que salga vencedor le daré del maná escondido… (Apocalipsis 2.17 NVI)

Reflexión
Seguimos con la descripción sobre el maná: El maná es Cristo, el Pan que descendió del cielo, Al prometer ‘al que venciere le daré de comer del maná escondido’, significa que el creyente se alimentará de la misma vida espiritual del Redentor y hará la voluntad de su Creador. También, como Cristo es la Palabra de Dios y esa Palabra es el maná, la promesa se extiende a que habrá más revelación (no todo ha sido revelado; la Biblia que es la palabra escrita, contiene lo que se necesita en este momento, no es toda la Palabra de Dios), cual no está a nuestro alcance, aún.

(234) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Pérgamo (pp)

A los que salgan vencedores les daré a comer del maná que está escondido. (Apocalipsis 2:17 DHH)

Reflexión
Sigue, el maná escondido: Significa que, el creyente restaurado con el maná escondido, tendrá la sabiduría original, en toda la dimensión y plenitud. Adán estaba revestido de ella, hoy alcanzamos a utilizar cinco por ciento de lo que nos fue dado. Cristo dijo: “No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mateo 4:4); note, es futuro. Pablo refiriéndose al futuro, dice: “Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido” (1 Corintios 13:12).

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*