Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna XII

El que tenga oídos

(181) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (aaaa)

Leer Versículos aquí

El que tenga oídos, que oiga lo que el Espíritu dice a las Iglesias: El que salga vencedor, no sufrirá el daño de la segunda muerte. (Apocalipsis 2:11 RVC)

Reflexión
Destaquemos la frase: “El que salga vencedor”: de acuerdo al diccionario vencedor es: Persona que ha vencido en una competición o una lucha”. Vencedor viene de vencer y vencer es: “Derrotar o rendir al enemigo o competidor. Pasar o dejar atrás obstáculos o dificultades. Rendir a una persona algo que es difícil de resistir. Prevalecer una cosa (o persona) sobre otra. En fin, en resumen, es: “ganar, superar, poder, triunfar, reprimir”, etc. Entonces, el creyente vencedor, es el que resiste, prevalece y derrota al enemigo; lo supera con el poder del Espíritu y triunfa sobre él.

(182) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (bbbb)

¡El que tenga oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias! Los que salgan vencedores no sufrirán ningún daño de la segunda muerte. (Apocalipsis 2.11 DHH)

Reflexión
Sigue, ‘El que salga vencedor’: La Biblia destaca que el creyente es más que vencedor; vea este pasaje: ¨Tal como está escrito: Por causa Tuya somos puestos a muerte todo el día; somos considerados ovejas para el matadero. Pero en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de Aquél que nos amó (Romanos 8:36-37). Observe bien: somos contados para la muerte, peros somos más que vencederos (no vamos a ser, es ahora); pero, es por medio de Cristo y su Espíritu Santo, no en nuestra fuerza; la decisión es nuestra, Él nos ayudará.

(183) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (cccc)

El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El vencedor no sufrirá daño de la muerte segunda. (Apocalipsis 2:11 LBLA)

Reflexión
Seguimos con la meditación: ‘El que salga vencedor’. Dios ha dado al creyente todo lo que necesita para llevar una vida piadosa (1 Pedro 1:3-4) y lo que requiere, para ser un vencedor. Además, de que Cristo nos hizo más que vencedores, Su Palabra declara el arma principal que tiene el creyente, para vencer al mundo. Helo aquí: “Pues todo hijo de Dios vence a este mundo de maldad, y logramos esa victoria por medio de nuestra fe. ¿Y quién puede ganar esta batalla contra el mundo? Únicamente los que creen que Jesús es el Hijo de Dios” (1 Juan 5:4-5).

(184) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (dddd)

Los que salgan vencedores no sufrirán daño de la segunda muerte. Todas las naciones los odiarán a ustedes por ser mis seguidores, pero todo el que se mantenga firme (persevere) hasta el fin será salvo. (Apocalipsis 2:11; Mateo 10:22 NTV)

Reflexión
Un vencedor se caracteriza por ser disciplinado, hasta que alcance o conquiste su meta. En la disciplina está implícita la perseverancia y la paciencia. Se necesita paciencia para soportar las dificultades y la perseverancia que es la fuerza motriz para llegar hasta la meta o el objetivo. Nuestra vida espiritual (carrera) tiene una meta: el cielo y vida eterna con Cristo. La Palabra nos orienta sobre ello. Jesús, en su discurso del monte de los Olivos con sus discípulos, dijo: “Pero el que persevere (perseverancia) hasta el fin (de la meta), ése será salvo” (Mateo 24:13)

(185) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (eeee)

El que tenga oídos, escuche este mensaje del Espíritu a las Iglesias: El vencedor no tiene nada que temer de la segunda muerte. (Apocalipsis 2:11 BLAT)

Reflexión
La vida o carrera espiritual, sólo se ganará mediante la fe en Cristo; es decir, mantener la vista espiritual en Jesús. A este respecto, la Palabra aconseja, que: “Quitemos todo peso que nos impida correr (distracción), especialmente el pecado que tan fácilmente nos hace tropezar. Y corramos con perseverancia la carrera (vida espiritual) que Dios nos ha puesto por delante. Esto lo hacemos al fijar la mirada en Jesús, el campeón que inicia y perfecciona nuestra fe” (Hebreos 12:1-2). Al quitar la mirada de Jesús, se puede hundir como Pedro, cuando caminaba sobre el agua.

(186) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (ffff)

El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte. Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo. (Apocalipsis 2:10; 1 Juan 4:4 RVR)

Reflexión
Conclusión sobre: ‘El que venciere’. Para ser un vencedor debes mantenerte firme en la fe, creyendo a Dios y sus promesas; Jesús dijo: “confiad, Yo he vencido, al mundo” (Juan 16:33); y Él espera que continúe sus pisadas. Si somos nacido de Dios, venceremos al mundo (1 Juan 5.4). El mundo luchará contra ti, pero no te vencerán (Jeremías 1:19); aunque tenga que saborear la muerte, no te vencerán; a Cristo lo mataron y Él venció al mundo y la muerte. No debemos permitir que el mal nos venza, sino debemos vencer al mal con el bien (Romanos 12:21).

(187) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (gggg)

El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las comunidades. El que venza, jamás recibirá daño de la muerte segunda. (Apocalipsis 2:11 VIN)

Reflexión
Hoy meditaremos sobre ‘la segunda muerte’: Si hablamos de la segunda muerte entonces, hay una primera y la ponderación conduce a preguntar: ¿qué es la primera muerte?; o mejor aún, que es la muerte y los tipos de muertes. Para iniciar hay dos tipos de muerte bíblicamente: (1) Natural o física; y (2) la muerte espiritual, que es pasar la eternidad separado de Cristo. La palabra muerte en todas sus aplicaciones bíblicas significa la pérdida de los signos vitales. La muerte física ocurre cuando el espíritu se separa del cuerpo.

Continuará…

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*