Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna XI

Las Cosas Presentes o Las que Son

(174) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (ttt)

Leer Versículos aquí

Porque le sales al encuentro con bendiciones de bien; corona de oro fino colocas sobre su cabeza. Sé fiel hasta la muerte, y Yo te daré la corona de la vida. (Salmos 21:3; Apocalipsis 2:10 LBLA)

Reflexión
En principio, corona se define, como: “Símbolo distintivo de nobleza, realeza o autoridad, que se lleva sobre la cabeza. Desde los tiempos bíblicos su forma ha variado desde un sencillo círculo de oro hasta un tocado complicado de distintos diseños en incrustado de joyas (2 Samuel 12:30). En la época del AT la corona tenía sentido simbólico. La de David y sus descendientes representaba el reino asegurado por un pacto con Jehová, reino que podía perderse por la apostasía (Salmos 89:38,39)”. Aplicado a la iglesia, Cristo nos ha hecho reyes y sacerdotes para Dios su Padre (Apocalipsis 1:6).

(175) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (uuu)

Entonces los soldados del gobernador llevaron a Jesús al pretorio, y desnudándole, le echaron encima un manto de escarlata, y pusieron sobre su cabeza una corona de espinas, y una caña en su mano derecha; e hincando la rodilla delante de Él, le escarnecían, diciendo: ¡Salve, Rey de los judíos! (Mateo 27:27-29 RVR)

Reflexión
Seguimos con la corona; pero sin perder la vista de que la iglesia es realeza, y la corona marcará ese distintivo, después del arrebatamiento. Sigue exposición del diccionario: “En el NT no se emplea el término ‘corona’ con respecto a reyes terrenales. No obstante, El Evangelio de Mateo, Marcos y Juan describen la coronación escarnecedora de Jesucristo por los soldados romanos. Éstos al entretejer una corona de espinas, inconscientemente hicieron un símbolo de la realeza del Señor y de la maldición del pecado que asumió por nosotros”.

(176) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (vvv)

Me paré sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. (Apocalipsis 13:1; 2:10 RVR)

Reflexión
Seguimos con exposición del diccionario: “En el NT corona traduce dos palabras griegas: diadema que aparece tres veces (Apocalipsis 12:3; 19:12), y stéfanos, dieciocho veces. Stéfanos era el premio que ganaba los atletas vencedores en los juegos olímpicos. Era una guirnalda sencilla hecha de hojas de laurel, perejil, olivo o pino, que, aunque hermosa pronto se marchitaba. Pablo, escribiendo a los corintios, compara esta corona con la corona ‘incorruptible’ que espera al creyente que termina fielmente su carrera (1 Corintios 9:24-27; 2 Timoteo 2:5; Hebreos 12:1,2)”.

(177) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (www)

Vengo pronto. Aférrate a lo que tienes, para que nadie te quite la corona. Sé fiel hasta la muerte, y Yo te daré la corona de la vida. (Apocalipsis 3:11; 2:10 NVI)

Reflexión
Continuación de la exposición sobre la meditación: la ‘corona de vida’: “Hebreos 2:7, citando Salmo 8:5, recuerda que Dios coronó al hombre de honra y gloria. Luego señala a Jesús como el único digno de llevar tal corona ahora, y eso a ‘causa del padecimiento de la muerte (Hebreos 2:9). También se habla de la corona de ‘justicia’, de ‘vida’, o de ‘gloria’ (2 Timoteo 4:8; Santiago 1:12; 1 Pedro 5:4) y se nos amonesta acerca del peligro de perderla (Apocalipsis 3:11). Pablo tenía por corona a sus hijos en la fe (Filipenses 4:1; Apocalipsis 3:11; 1 Tesalonicenses 2:19)”.

(178) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (xxx)

Y cada vez que los seres vivientes dan gloria, honor, y acción de gracias a Aquél que está sentado en el trono, los veinticuatro ancianos se postran delante y adoran a Aquél que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono. Sé fiel hasta la muerte, y Yo te daré la corona de la vida. (Apocalipsis 4:10; 2:10 NBLH)

Reflexión
Conclusión sobre meditación de ‘la corona de la vida’. Continua el diccionario: “Las coronas (que recibirá el creyente de esta iglesia tipo) no son para gloria propia (pues todo lo que hacemos es para la gloria del Señor). Los ancianos de Apocalipsis 4:4,10 las echan delante del trono del Señor como tributo por haberlos capacitado para ganarlas”. Ciertamente, nada tenemos que no nos ha sido dada; además: “ninguno de nosotros vive para sí, y ninguno muere para sí. Pues si vivimos para el Señor vivimos; y si morimos para el Señor morimos” (Romanos 14:7-8).

(179) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (yyy)

No tengas miedo por lo que vas a padecer. El diablo meterá a algunos de ustedes en la cárcel para ponerlos a prueba. Serán diez días de prueba. Permanece fiel hasta la muerte y te daré la corona de la vida. (Apocalipsis 2:10 BLAT)

Reflexión
El texto puede resumirse así: Vivir para Cristo y servir en el Reino tiene a veces, costos altos que pueden pagarse hasta con la vida; pero, la recompensa es grandiosa. El bienestar del Reino en esta vida y la ‘eterna’, si no se comprendiese debidamente, puede parecer infructuosa a veces o que no rinde réditos; pero el plan de retiro que da el Señor, es cuantioso; tanto así, que no se puede dimensionar. Menciono, entre otros: Vida eterna, Reyes y sacerdotes en el Reino, coherederos con Cristo eternamente, etc. No existe un plan de retiro que pueda igualar, lo que Dios nos ofrece.

(180) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (zzz)

El que tenga oído, oiga lo que el Espíritu dice a las Iglesias. El vencedor no sufrirá daño de la segunda muerte. (Apocalipsis 2.11 NBLH)

Reflexión
Ya meditamos sobre ‘el que tenga oído, oiga’. Sin embargo, a manera de recordatorio, sobre lo atinente, reiteramos: (1) Uno es producto espiritual de lo que oye y cree. Los judíos no creyeron que Jesús era el Mesías porque habían escuchado de la ley que el Cristo no moriría, aunque Él, les aclaró lo contrario (Juan 12:32-34). (2) De la misma manera, el cuerpo es producto de lo que se come y ello determina la condición de la salud. Cuidado con lo que está oyendo y creyendo. Mejor decida, escuchar las Buenas Noticias de salvación y no las malas noticias del mundo.

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*