Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna VI

Mensaje a la Iglesia Esmirna

(131) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (cc)

Leer Versículos aquí

Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico), y la blasfemia de los que se dicen ser judíos, y no lo son, sino sinagoga de Satanás. (Apocalipsis 2:9 RVR)

Reflexión
Hoy la meditación es sobre: “La blasfemia de los que se dicen ser judíos” … Primero, debemos entender la expresión: “dicen ser judíos, y no lo son”; es decir, eran judíos de nacionalidad, pero no judíos cristianos; o sea, no eran judíos espirituales que pertenecían al reino de Dios (Iglesia). Es necesario saber, además, que la mayor oposición y persecución que enfrentaron los apóstoles al intentar establecer Iglesias locales en el de Medio Oriente, Asia, África, etc., fueron sus compatriotas, los judíos. Ellos fueron obstáculos “activos” por mucho tiempo.

(132) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (dd)

Yo conozco tus sufrimientos y tu pobreza, aunque en realidad eres rico. Y sé lo mal que hablan de ti los que dicen ser judíos, pero no son otra cosa que una congregación de Satanás. (Apocalipsis 2:9 DHH)

Reflexión
Los judíos, que no creyeron en Jesús a lo largo de estos dos mil años, fueron en un tiempo y lugares (caso Esmirna) azote para la Iglesia, en su momento. Al decir que dicen ser judíos y no lo son, es que, aunque eran judíos procedentes del lomo de Abraham (por la carne) no creyeron en Jesús. Y ante Dios, a partir de la vigencia del Evangelio, los judíos de raza que no creyeron o creen en el sacrificio de su Hijo, perdieron el derecho (en sentido) espiritual a ostentar ese nombre; es decir, perdieron el derecho del cielo, aunque fueron depositarios de la Ley y sus ordenanzas.

(133) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (ee)

Sé que sufres y eres pobre y, sin embargo, eres rico. Sé cómo te calumnian los que pretenden ser judíos y no lo son, pues su sinagoga es la de Satanás. (Apocalipsis 2:9 BLAT)

Reflexión
Cuando se dice: “Que dicen ser, pero no lo son”; parece indicar o da a entender en el contexto de la frase que, los cristianos verdaderos son los que ostentan el nombre de judíos ante Dios; es decir judíos espirituales, hermano de Cristo, que es judío. Está escrito: “A lo suyo vino, y los suyos (judíos, su propiedad, familia) no le recibieron. Más a todos los que Le recibieron (a Cristo) a los que creen en Su nombre, les dio potestad (poder y derecho) de ser hechos hijos de Dios” (Juan 1:11-12). El judío que no Lo recibió o recibe a Jesús, quedó o quedará, excluido del Reino.

(134) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (ff)

Yo sé de tu sufrimiento y tu pobreza, ¡pero tú eres rico! Conozco la blasfemia de lo que se te oponen. Dicen ser judíos, pero no los son… (Apocalipsis 2:9 NTV)

Reflexión
Para apoyar, por qué el pasaje en estudio refiere a “judíos que dicen ser y no lo son” en la carta de Juan a la Iglesia Esmirna, se expone lo que está escrito: “Pues no es judío el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la carne; sino es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en letra (la Ley); la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Dios (Romanos 2:28-29). Porque como está escrito, el nombre de Dios es blasfemado entre los gentiles por causa de ustedes judíos (Romanos 2:24)”.

(135) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (gg)

Sé cómo te calumnian los que dicen ser judíos, pero que en realidad no son sino una sinagoga de Satanás. (Apocalipsis 2:9 RVC)

Reflexión
Sigue más enseñanzas sobre ‘los judíos que dicen ser y no son’: Juan el Bautista a los principales judíos: “¡Camada de víboras! Demuestran con su forma de vivir que se han arrepentido de sus pecados y han vuelto a Dios. No se digan simplemente el uno al otro: Estamos salvos porque somos descendientes de Abraham. Eso no significa nada, porque les digo que Dios puede crear hijos de Abraham de estas piedras” (Mateo 3:7-9). Lamentablemente, los judíos de Esmirna, quienes se calumniaban a la Iglesia y muchos hasta hoy, se creen salvos por proceder de Abraham.

(136) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (hh)

Sé cómo te calumnian los que dicen ser judíos, pero que en realidad no son sino una sinagoga de Satanás. (Apocalipsis 2:9 RVC)

Reflexión
En principio, estas palabras de Jesús, harán entender porque el pasaje en meditación, define a los judíos horrendamente: “Sé que son descendientes de Abraham; pero procuran matarme, porque Mi palabra no halla cabida en ustedes. Yo hablo lo que visto cerca del Padre; y ustedes hacen lo que han oído cerca de su padre. Respondieron y le dijeron: Nuestro padre es Abraham. Jesús les dijo: Si fuesen hijos de Abraham, las obras de Abraham harían. Ustedes hacen las obras de su padre. Entonces dijeron: un padre tenemos, que es Dios (Juan 8:37-41)”.

(137) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (ii)

Yo conozco tus sufrimientos y tu pobreza, aunque en realidad eres rico. Y sé lo mal que hablan de ti los que dicen ser judíos, pero no son otra cosa que una congregación de Satanás. (Apocalipsis 2:9 DHH)

Reflexión
Continuación del diálogo: “Jesús les dijo: Si vuestro Padre fuese Dios, ciertamente me amarías; porque Yo de Dios he salido, y he venido; pues no he venido de Mí mismo, sino Él me envió. ¿Por qué no entienden mi lenguaje? Porque no pueden escuchar Mi palabra. Ustedes son de su padre el diablo, y los deseos de su padre quieren hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él (Juan 8:43-44)”. Lo que vivió Jesús, se repite en la Iglesia de Esmirna; los mismos métodos y con el mismo pueblo: los judíos.

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*