La roca herida

moises roca aguaHe aquí que yo estaré delante de ti allí sobre la peña de Horeb; y golpearás la peña, y saldrán de ella aguas, y beberá el pueblo. Y Moisés lo hizo así en presencia de los ancianos de Israel. (Éxo. 17: 6).

De la roca que Moisés hirió, brotó primeramente el arroyo de agua viva que refrescó a Israel en el desierto. Durante todas sus peregrinaciones, doquiera fuese necesario, un milagro de la misericordia de Dios les proporcionó agua…

Cristo era quien, por el poder de su Palabra, hacía fluir el arroyo refrescante para Israel.

“Bebían de la piedra espiritual que los seguía, y la piedra era Cristo” (1 Cor. 10: 4). Él era la fuente de todas las bendiciones, tanto temporales como también espirituales…

La roca herida era una figura de Cristo… Así como las aguas vivificadoras fluían de la roca herida, de Cristo “herido de Dios”, “herido… por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados” (Isa. 53: 4, 5), fluye la corriente de la salvación para una raza perdida. Como la roca fue herida una vez, así también Cristo había de ser “ofrecido una vez para agotar los pecados de muchos” (Isa. 53: 4, 5). Nuestro Salvador no había de ser sacrificado una segunda vez; y solamente es necesario para los que buscan las bendiciones de su gracia que las pidan en el nombre de Jesús, exhalando los deseos de su corazón en oración penitente. La tal oración presentará al Señor de los ejércitos las heridas de Jesús, y entonces brotará de nuevo la sangre vivificante, simbolizada por la corriente de agua viva que fluía para Israel…

El agua refrescante, que brota en tierra seca y estéril, hace florecer el desierto y fluye para dar vida a los que perecen, es un emblema de la gracia divina que sólo Cristo puede conceder, y que, como agua viva, purifica, refrigera y fortalece el alma. Aquel en quien mora Cristo tiene dentro de sí una fuente eterna de gracia y fortaleza (Patriarcas y Profetas, págs. 436-438).

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*