LA ORACIÓN: ¿CON QUÉ FRECUENCIA DEBO ORAR?

Debes depender de la oración para sobrevivir. Es vital para crecer en la fe y para evitar caer en picada emocionalmente. Como una rama depende de la vid para vivir, así el tiempo dedicado a Dios y al estudio de la Biblia nos alimenta (Juan 15). Jesús estaba siempre muy ocupado y sabía que debía orar.

Fuente: Guía de bolsillo para la vida cristiana -K.C. Hinckley, compilador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*