LA ORACIÓN: 8. ¿POR QUÉ HE DE PEDIR EN ORACIÓN SI DIOS SABE LO QUE NECESITO?

Pedir en oración no es más que solicitar a Dios lo que deseamos. Él siempre nos conoce completamente, incluso nuestras necesidades y deseos, que pedirle algo nos puede parecer una tontería. Pero al mostrarle volun­tariamente nuestros deseos, actuamos con Dios como personas y no como cosas. De igual manera lo tratamos como a un padre, un amigo, en lugar de tratarlo como si fuera una lejana y omnisciente máquina que mueve el uni­verso.

Pedir (e interceder) no es procurar cambiar el pensa­miento de Dios para que haga algo bueno que no hará si no le torcemos el brazo. Dios no vive en nuestro marco temporal y no reordena todo instantáneamente en res­puesta a nuestra petición. Él vive en la eternidad y ve con una mirada la totalidad del tiempo. Desde la fundación del mundo él escucha cada oración y toma/tomó cada una en cuenta según él planea/planeó que fuera hecho. No ora­mos para cambiar la mentalidad de Dios, sino (por medio del misterio de la relación amorosa con el Todopoderoso) para ser “tenidos en cuenta”.

Fuente: Guía de bolsillo para la vida cristiana -K.C. Hinckley, compilador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*