La Gracia de Dios: Prosperidad del Alma I

Prosperidad del Alma

La Gracia de Dios: Prosperidad del Alma

Leer Versículos aquí

Amado, ruego que seas prosperado en todo, así como prospera tu alma, y que tengas buena salud. (3 Juan 2 LBLA)

Meditación
¿Qué significa prosperidad del alma? En síntesis: es crecer espiritualmente y poseer fortaleza espiritual. Para alcanzar esta meta, es necesario practicar dos principios bíblicos: Orar (mantenerse en comunicación con Dios), y meditar (comer de) en Su Palabra, diariamente. Jesús nos dejó estas recomendaciones: “Más buscad primeramente el reino de Dios y su justicia (llevar una vida justa), y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6:33). “Si alguno quiere venir en pos de Mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame” (Lucas 6:23).

(44) La Gracia de Dios: Prosperidad del Alma

Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo. Despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe. (2 Corintios 1:2; Hebreos 12:1-2 RVR)

Meditación
Hoy inicia un año nuevo. Si deseas prosperar y alcanzar tu meta y/o cumplir tus sueños, debes contar con la gracia y paz de Dios; es decir, meditar de día y de noche en el libro de la instrucción (la Biblia) y vivir de conformidad; entonces tendrás éxito y prosperarás en todo (Josué 1:7-8). Así mismo, aunque no alcanzó tu meta del año que terminó, debes olvidar lo que quedó atrás, y extenderse a lo que está por delante, y proseguir a la meta (del año que inicia) y al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo; con tus ojos puestos en Jesús (Filipenses 3:13-14).

(45) La Gracia de Dios: Prosperidad del Alma (c)

No reine el pecado en vuestro cuerpo mortal, ni presentéis los miembros de vuestro cuerpo al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia. Porque el pecado no tendrá dominio sobre vosotros, pues no estáis bajo la ley sino bajo la gracia. (Romanos 6:12-14 LBLA)

Meditación
Otra fórmula para lograr la prosperidad del alma y meta, nos la facilita Pablo, en este pasaje: “Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional” (Romanos 12:1). Culto racional es la verdadera adoración que el creyente rinde a su Señor, por lo que Él ha hecho y hace a nuestro favor, mediante Su gracia. Este sacrificio consiste en rendir los deseos carnales al Señor, a fin de que pueda convertir el cuerpo, de naturaleza pecadora a instrumento de Su justicia. ¡Te deseo Una Vida Espiritual Próspera en esta Año Nuevo y Siempre!

(46) La Gracia de Dios: Prosperidad del Alma (d)

Querido hermano, oro para que te vaya bien en todos tus asuntos y goces de buena salud, así como prospera espiritualmente. No vivan como necios sino como sabios, aprovechando al máximo cada momento, porque los días son malos. Por tanto, nos sean insensatos, sino entiendan cual es la voluntad del Señor. (3 Juan 2; Efesios 5:16-17 NVI)

Meditación
Continuando con el crecimiento en gracia, que trae la prosperidad del alma, he aquí otra receta: “No os conforméis a este siglo (no se adapte, no imita la actitud, las costumbres ni la práctica de este mundo ‘siglo’), sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento (haga una decisión de cambio y renueve su mente, forma de pensar), para que comprobéis cual sea la buena voluntad de Dios (conocer la voluntad divina), agradable y perfecta” (Romanos 12:2). La mente, sólo puede renovarse con la Palabra de Dios; en donde, por cierto, está su voluntad expresa(da).

(47) La Gracia de Dios: Prosperidad del Alma (e)

Pero por la gracia de Dios soy lo que soy, y su gracia para conmigo no resultó vana, antes bien he trabajado mucho más que todos ellos, aunque no yo, sino la gracia de Dios en mí. (1 Corintios 15:10 LBLA)

Meditación
Dios desea y espera que los creyentes (sus hijos) crezcan espiritualmente, como los padres en el en el mundo natural. En este mundo, el padre de familia brinda todos los cuidados para que su hijo crezca sano, fuerte y educado, etc.; en el plano espiritual, Dios proporciona todos los cuidados y recursos que necesitamos; incluyendo Su Espíritu, para enseñarnos (educarnos) a caminar en la verdad; y de esa manera, crecer en gracia para con Él y los hombres. Esa gracia, incluye sabiduría, revelación de Su Palabra; protección y pruebas de la fe. Su gracia es inagotable.

(48) La Gracia de Dios: Prosperidad del Alma (f)

Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. (3 Juan 2 RVR)

Meditación
Se ha expuesto algunos enfoques bíblicos (desde la Escritura) sobre prosperidad. Dios quiere que prosperemos; ese es Su deseo y voluntad; de lo contrario, no existiría pasajes en la Biblia tocante a este tema. No obstante, un propósito de estos escritos es que los lectores reciban la verdad y crezcan en la verdad. Y parte dura de esa verdad, es derribar la mentira o engaño que muchos “hombres de Dios” están predicando, haciendo creer que ‘prosperidad’ es sinónimo de abundancia material, riqueza, etc. La prosperidad es otra cosa y goza de otro concepto.

(50) La Gracia de Dios: Prosperidad del Alma (g)

Querido hermano, oro para que te vaya bien en todos tus asuntos y goces de buena salud, así como prospera espiritualmente. (3 Juan 2 NVI)

Meditación
Si la prosperidad es otra cosa y tiene otro concepto; entonces, ¿qué es prosperidad? Antes de responder, quiero que se entienda que riquezas (abundancia de bienes) es diferente a prosperidad para ir desligando de la mente, este concepto erróneo. El diccionario de la Real Academia Española define prosperidad como el curso favorable de las cosas, éxito en lo que se emprende sucede u ocurre; prosperar es cobrar fuerza, imponerse triunfar, tener o gozar de prosperidad. Riqueza es la abundancia de bienes o cosas preciosas, y de cualidades o atributos excelentes.

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*