La Gracia de Dios: El amor de Dios II

(103) La Gracia de Dios: El amor de Dios (n)

Leer Versículos aquí

Yo hice la tierra y creé al hombre sobre ella. Yo extendí los cielos con mis manos, y di órdenes a todo su ejército. (Isaías 45:12 LBLA)

Meditación
Antes de continuar, les recuerdo que tengo un compromiso con la verdad y todo lo que se expone en esta sección tiene fundamento bíblico; es decir, no es fábula ni producto de la imaginación. Continuación: Entonces, ¿qué o quién, trastornó la tierra? Antes de responder, veamos la evidencia de lo que dice Dios: “Porque así dijo Jehová, que creó los cielos; Él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó; Yo soy Jehová y no hay otro” (Isaías 45:18). Note: Él la formó, la hizo y la compuso.

(104) La Gracia de Dios: El amor de Dios (o)

Porque así dijo Jehová, que creó los cielos; él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó. (Isaías 45:18 RVR)

Meditación
¿Qué motivó a Dios fundar la tierra, cuando estaba descompuesta? Claramente, vemos eso entre líneas y la respuesta es el amor; es decir, que haya luz, donde hay oscuridad; ver belleza radiante, donde está lúgubre y feo; y, la motivación principal, ¡fue el hombre! ¿En que se basa para afirmar lo último? Sencillamente, en el mismo pasaje, que sobresale: “No la creó en vano, para que fuese habitada la creó”; esta declaración tiene carácter eterno. Cristo regresará a gobernar y poner en orden las cosas; ese es el principio de la restauración; y la tierra, continuará, poblándose.

(105) La Gracia de Dios: El amor de Dios (p)

Tú, querubín grande, protector, Yo te puse en el santo monte de Dios, y allí estuviste. Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad. Y la tierra estaba desordenada y vacía y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo. (Ezequiel 28:14-15; Génesis 1:2 RVR)

Meditación
¿Qué o quién hizo que la creación fuera afectada de tal manera que la tierra estaba desordenada, vacía y oscura? La Biblia no brinda muchos detalles al respecto; de la misma manera que no hay información sobre el tiempo de la existencia del universo; solo se refiere a un pasado remoto y sin fecha, en forma taxativa. No obstante, con lo que brinda Isaías y Ezequiel, se puede concluir dos eventos posibles por el cual fue afectada la tierra y son: (1) Un juicio divino por el pecado de rebelión. (2) Por Satanás, después de su caída, al convertirse en manifestación de la oscuridad (príncipe de las tinieblas).

(106) La Gracia de Dios: El amor de Dios (q)

Yo (Dios) te ordené y te ungí como poderoso ángel (querubín) guardián. Tenías acceso al monte de Dios y caminabas entre piedras de fuego. Eras intachable en todo lo que hacías… (Ezequiel 28:14-15 NTV)

Meditación
Dios ama a todas sus criaturas; las que se ven y las que están ocultos a nuestra vista natural; y, desde luego, incluye a Satanás. He aquí la evidencia del amor de Dios por Satanás, antes de que fuera creado: “Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura. En Edén, en el huerto de Dios estuviste; de toda piedra preciosa era tu vestidura; de cornerina, topacio, jaspe, crisólito, berilo, y ónice; de zafiro, carbunclo, esmeralda y oro; los primores de tus tamboriles estuvieron preparados para ti en el día de tu creación” (Ezequiel 28:12-13).

(107) La Gracia de Dios: El amor de Dios (r)

Y Cuando Él (Espíritu Santo) venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio; Y de juicio, porque el príncipe de este mundo (Satanás) ha sido juzgado. (Juan 16:8,11 NBLH)

Meditación
Con la rebelión en su contra, y ahora su enemigo, ¿ama aún, el Señor a Satanás? Dios no aborrece a ningún ser creado; en el caso de los humanos, Dios ama al pecador, pero no al pecado. En el caso de Satanás, dio le extendió oportunidad hasta un poco antes de que Cristo fuera a la cruz y esa es una evidencia de su amor hacia el ser que ha hecho tanta maldad. Dios es un Padre amoroso y ama hasta el final; en esa virtud, no se cansa de ofrecer oportunidad una y otra vez; en el caso del humano, hasta segundos antes de la muerte; con Satanás, el pasaje nos dice cuando fue juzgado.

(108) La Gracia de Dios: El amor de Dios (s)

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos. (Génesis 1:26,28 RVR)

Meditación
Dios es el origen de la paternidad; el amor es Su esencia; Su Palabra declara, que: “Dios es amor”. En esa virtud, su amor se expresa como muchos padres naturales, cuando esperan un miembro nuevo en la familia; en lo natural, los padres con mucho amor, preparan todo lo que están a su alcance, para recibir al nuevo miembro, y que no le falte nada; es, su expresión de amor. Esta manifestación inició con Dios; con amor, preparó cielos y tierra; la luz, con el sol y la luna; la vegetación y los animales, etc. Por último, Su más excelente obra y creación con amor: el hombre.

(109) La Gracia de Dios: El amor de Dios (t)

Luego Dios los bendijo con las siguientes palabras: Sean fructíferos y multiplíquense. Llenen la tierra y gobiernen sobre ella. Reinen sobre los peces del mar, las aves del cielo y todos los animales que corren por el suelo. (Génesis 1:28 NTV)

Meditación
Al haber creado al hombre y la mujer, el amor de Dios siguió manifestándose para esos primeros hijos. Este amor, está evidenciado en el acto de bendición al darles el beneplácito de ser “fructíferos y multiplicarse”; así mismo, Dios concedió la responsabilidad al hombre de gobernar su creación y ser cabeza de familia. En este contexto, amor es criar a los hijos con responsabilidad y de esa manera, ellos serán responsables; está implícito, en el pasaje. También, Dios trajo y puso a Adán, en el Edén donde debía ejercer o practicar la responsabilidad (Génesis 2:15).

(110) La Gracia de Dios: El amor de Dios (u)

Y mandó Jehová Dios al hombre diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás. (Génesis 2:16-17 RVR)

Meditación
Génesis es el libro de los comienzos u origen. Registra no sólo, los comienzos de los cielos y la tierra, de la vida vegetal, animal y humana; sino también, el amor de Dios en sus variadas formas para con la humanidad; y particularmente, con nuestros primeros padres. En esa virtud, se puede entresacar otra manifestación del amor para con Adán, al realizar un pacto con él; el primer pacto: el Edénico. Este pacto (evidente en el pasaje) se basaba en el amor; dónde, el Señor pedía obediencia, y anuncio consecuencia funesta, en caso contrario.

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*