LA AUTOESTIMA

LA AUTOESTIMALA AUTOESTIMA

Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno. Ro 12:3

INTRODUCCIÓN:

Uno de los problemas mas grandes que los jóvenes enfrentan en la vida para alcanzar sus sueños o metas propuestas es la autoestima, que en la mayoría de los casos es menospreciada a tal punto de no creer que pueden alcanzar sus objetivos.

Es por eso que desea iniciar este programa, Primero definiendo:

I.    ¿QUÉ ES LA AUTOESTIMA?

?    Es el sentimiento de aceptación y aprecio hacia uno mismo, que va unido al sentimiento de competencia y valía personal.

?    Es el conocimiento de tu propia belleza, de tu propia singularidad y valor. Otra definición simplifica lo anterior diciendo en forma fácil y precisa que la auto estima ?Es simplemente lo cuanto me siento bien sobre mi mismo?.

?    Es el sentimiento valorativo de nuestro ser, de nuestra manera de ser, de quienes somos nosotros, del conjunto de rasgos corporales, mentales y espirituales que configuran nuestra personalidad.

II.    DIVISIONES DE AUTOESTIMA.

A)    Bajo Autoestima.
Características:
Falta de credibilidad en sí mismo, inseguridad.

Atribuir a causas internas las dificultades, incrementando las justificaciones personales.

Desciende el rendimiento.

No se alcanzan las metas propuestas.

Falta de habilidades sociales adecuadas para resolver situaciones conflictivas (personas sumisas o muy agresivas).

Incremento de los temores y del rechazo social, y, por lo tanto, inhibición para participar activamente en las situaciones.

B)    Alta Autoestima.
Características:
Superan sus problemas o dificultades personales.

Afronta los nuevos retos con optimismo, intentando superar el miedo y asumiendo responsabilidades.

Se comunica con facilidad y le satisfacen las relaciones sociales, valora la amistad y tiene iniciativa para dirigirse a la gente.

No necesita de la aprobación de los demás, no se cree ni mejor ni peor que nadie.

III.    CONSEJOS PRACTICOS.

El hecho de querernos más y mejor está en nuestras manos, no en las de los demás. Todo reside en la cabeza y nosotros somos quienes debemos intentar cambiar nuestro autoconcepto.

Acéptate tal y como eres, en tus cualidades y defectos. Todos tenemos defectos, nadie es perfecto ni pretende serlo.

Desarrolla el sentido del humor, no des tanta importancia a cosas que no la tienen, ni a los posibles comentarios de los demás. Seguramente en la mayoría de ocasiones nos hacemos montañas innecesariamente, la gente no está siempre pendiente de lo que hacemos o decimos, todo está en nuestra imaginación.
Préstate más atención, dedícate tiempo a hacer aquello que te haga feliz y te satisfaga.

No temas a las responsabilidades o a tomar decisiones, si algo sale mal aprende de tus errores y ten coraje para volver a intentarlo. Nadie está libre del error en esta vida y a veces hay que ver la cara positiva de los fracasos, piensa que aunque se cierren unas puertas, luego se abrirán otras que pueden ser incluso mejores.

CONCLUSIÓN:

No sé como sea su oración, ni sé como sea sus palabras continuamente pero ya deje de hablar de fracaso y derrota y comience a pensar que usted es una persona de bendición y victoria y que usted va a alcanzar grandes cosas en el nombre de Cristo Jesús, no importa la situación por difícil que sea, si algo está afectando su vida, vaya a la cruz del calvario, deje en la cruz todo lo negativo y tome de Cristo la bendición y sea una persona de éxito porque Dios no lo creo a usted para el fracaso, lo creo para hacer grandes cosas para Él.

Autor: Enrique Monterroza
Tomado de: www.enriquemonterroza.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*