Juan en la Isla de Patmos: Como Hermano de los Creyentes

Juan en la Isla de Patmos Como Hermano de los CreyentesJuan en la Isla de Patmos: Como Hermano de los Creyentes

Leer Versículos aquí

Yo, Juan, hermano de ustedes y copartícipe vuestro en la tribulación, en el reino y en la paciencia de Jesucristo, estaba en la Isla llamada Patmos, por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesús (Apocalipsis 1:9 RVR)

Reflexión
En su humildad y amor, Juan se identifica a sí mismo como nuestro hermano; tanto, como miembro del reino e hijo de Dios; como, nuestro futuro compañero en la tribulación o aflicción, que es el camino a recorrer para quienes en verdad, deciden ser o son creyentes. Instruye, que el camino hacia el cielo debe fundamentarse en la paciencia de Jesucristo; es decir, se debe mantener con perseverancia sobre la senda que debemos transitar en la vida cristiana, sin importar la breve aflicción que el diario vivir o los enemigos del Evangelio, nos imponen.

(2) Juan en la Isla de Patmos: Como Hermano de los Creyentes (a)

Yo, Juan, vuestro hermano y compañero en la tribulación, en el reino y en la perseverancia en Jesús, me encontraba en la isla de Patmos. (Apocalipsis 1:9 LBLA)

Reflexión
Llama poderosamente la atención que Juan, siendo apóstol y evidentemente profeta (el último para profetizar hechos venideros significativos; ya que el profeta neo testamentario es para exhortar, edificar y consolar a la iglesia), se describe como hermano y compañero de tribulación y  no se atribuye títulos o altruismo, como lo hacen hoy supuestos apóstoles, profetas y maestros, que alardean de sus dones o títulos. Contrasta con “muchos hombres de Dios o que proclaman serlos”, en su humildad y evidentes cualidades del Maestro, que todo creyente debe reflejar.

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*