¿Se puede mantener una actitud positiva?

Sí, si nos proponemos a generar una actitud positiva ante la vida, si seguimos algunos principios básicos que nos ayudarán a lograrlo.

1.    Debes  pensar que no debes juzgar el día porque amaneció de tal o cual manera porque terminarás creyendo que tu vida es un desastre y totalmente negativa; de ahí la importancia de establecer un cambio mental que te de opciones de crecer personalmente.

2.    Cambie la manera de empezar el día para que surja en Ud. una actitud positiva, una actitud abierta. Decidido empezar el día en forma que todo le saldrá bien, no permita

3.    No permita por razón alguna que aquello que está fuera de su control afecten su actitud.    

4.    Protéjase de los mensajes negativos que llegan a su mente a través de los sentidos.  Todo lo que entra en su mente a través de los sentidos, ya sea de manera consciente o inconsciente, queda grabado en ella para siempre.

5.    Toda acción está precedida por un pensamiento y a su vez todo pensamiento es el resultado de aquello que entra y encuentra cabida en nuestra mente. Por esta razón, si logramos controlar aquello que entra a nuestras mentes, ya sea a través de lo que leemos en libros o revistas, lo que escuchamos a través de la radio, la televisión, etc. podremos controlar nuestros pensamientos y por ende, nuestras acciones. Los pensamientos que alojamos en nuestra mente no sólo afectan nuestro estado de ánimo, nuestras acciones y planes, sino que también provoca efectos en nuestra salud.

6.    Sus pensamientos tienen el poder de provocar emociones y estados mentales específicos. Pensamientos positivos provocan emociones, sentimientos y acciones positivas. Pensamientos como, el amor, la alegría, la autoestima, un sentido de saber hacia dónde vamos, traen como resultado entusiasmo, energía, dinamismo, paz interior. Del otro lado, los pensamientos negativos como el resentimiento, el odio o el miedo, producen resultados negativos como la tensión, la ansiedad, la fatiga y otra serie de sentimientos y emociones que no nos permiten avanzar. Comience a prestar más atención al tipo de información que permite que llegue a su mente.

7.    Recuerde que nuestro subconsciente aceptará toda la información que le brindemos, sin discriminar lo positivo de lo negativo; lo cierto de lo falso; lo bueno de lo malo. Está estrictamente en nuestras manos el decidir qué clase de información deseamos que entre a nuestra mente subconsciente. ¡Es nuestra decisión!

Dr. ARANA

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*