¿Qué se requiere para ser un Líder Cristiano? Parte 3

En esta ocasión estaremos abordando como entrega las siguientes dos cualidades
Deseo de aprender y Abrazar una visión de reino.

?..Que cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de si que el que debe de tener??..  Romanos 12: 3

Deseo de Aprender
Una de las cualidades o característica  que debe ser bien arraigadas en un líder es su permanente deseo de aprender.

Alguna de las cosas que nos impiden aprender adecuadamente son las siguientes:
1.    Un corazón jactancioso,
2.    Creer que  nuestra inteligencia natural es suficiente  para dar respuestas adecuadas y
3.    Desestimar el consejo de otros.

Un corazón Jactancioso

Un corazón Jactancioso nos impide reconocer nuestras debilidades o carencias impidiéndonos tener una reflexión  honesta de nosotros mismos, sin humildad no seremos capaces de aceptar  que hay cosas en nuestras vidas que deben ser superadas, mantener esa actitud  nos hace muy vulnerables y fáciles victimas del actuar: autoritario, intolerante e impaciente. El Señor Jesucristo nos exhorta?. ?Aprended de Mi que soy manso y humilde de corazón? Mat. 11:29b. El líder cristiano que agrada a Dios debe trabajar permanente mente en su corazón para mantener una actitud saludable en todas sus relaciones.

Todos debemos reconocer que estamos transitando esa ruta del aprendizaje que esquemáticamente la podemos definir entre dos declaraciones la primera se encuentra en el evangelio del apóstol Juan capitulo 19 verso 30 con la declaración gloriosa de nuestro Señor Jesús Consumado es. Y por el otro extremo la explicación que nos hace el mismo Apóstol Juan en su primera carta  capítulo 3 verso 2 ?. Aun no se ha manifestado lo que hemos de ser. (Es decir todavía no) mientras. Estamos transitando en el día a día con nuestros corazones sometidos a múltiples tenciones que solo pueden ser superadas con la firme determinación de serle fiel al Señor. Si no le permitimos a Dios trabajar en nuestros corazones  simplemente no aprenderemos y nos estancaremos.

Sin crecimiento no podrás experimentar el gozo de servirle a Dios en otros niveles, escuchar a Dios es un imperativo para todo líder cristiano. Mantener la sanidad de  nuestro corazón es algo en lo que debemos trabajar permanentemente para ello hay que Permitir que su Santo Espíritu nos hable y  poner en práctica sus consejos. Es esencial mantener una actitud humilde y dispuesta, reconocer que estamos en esa ruta emocionante de aprendizaje  que nos ayuda a ser mejores para servir mejor cada día a nuestro bondadoso Dios y a nuestros semejantes. Proverbios 4:23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él emana la vida.

Depender de Nuestra Habilidad Natural

Otra de las cosas que impide o al menos retrasa el aprendizaje y por ende el crecimiento es creer que  nuestra inteligencia o habilidades naturales son suficientes  para dar respuestas adecuadas en la misión que desarrollamos en la obra del Señor.

Vivimos en un mundo cada vez más dinámico donde se ofertan incontables métodos u herramientas para resolver problemas y alcanzar el éxito. Si bien es cierto que existen todo un mundo de ideas novedosas estas serán insuficientes y en  muchos de los cosas inapropiadas para un desempeño eficaz que honre a Dios, debemos estar persuadidos que habrán situaciones o pruebas difíciles en el liderazgo cristiano que podrás superar por tus propias fuerzas habilidades, destrezas o experiencias. Solamente la generosa gracia del Señor podrá ayudarte a pasar toda situación difícil. Solo su gracia es la habilidad y poder que nos permite hacer aquellas cosas que sin Él no podríamos hacer.

Desestimar el consejo de Otros

Proverbios 1:5 , pv 9:7-9

Un líder no lo sabe todo ni tiene capacidad de poder dar las mejores repuestas a las diferentes circunstancias de la vida, uno de los errores que se  puede cometer en el Liderazgo es menospreciar o desestimar el consejo de los que nos rodean no importa: la edad, nivel académico ni el grado de cercanía que tengan. Dios en su infinita gracia a dotado  a los hombres de tantas habilidades, dones y sabiduría que son una fuente riquísima con las que se puede contar y un liderazgo  eficaz tiene la habilidad de sacar el mejor provecho de cada una de las potencialidades de aquellos que les rodean brindándoles la oportunidad de poner a la disposición sus dones y talentos para glorificar a Dios. Un buen líder siempre tienes sus oídos dispuestos para escuchar y aprender.

 

Abrazar una visión de reino

Mi pueblo fue destruido, porque les faltó conocimiento. Oseas 4:6.
Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera.    Génesis 1:31.

El liderazgo cristiano se diferencia de cualquier liderazgo en su motivación, es decir en el porqué de sus acciones sus metas sus anhelos la visión que persigue como interpreta la realidad del mundo de Dios.

Hoy en día muchos líderes estamos aún abrazando por diversas razones, visiones fragmentadas del Reino del Señor  proyectando el Evangelio, de la misma forma en que Él lo captó, y a esto se le suma la información extra que ha recibido a través de los demás, o de la preparación formal en un Instituto, o seminario Bíblico; en muchos casos también representa y transmite enseñanzas desde una perspectiva denominacional, (lo cual  no está mal), pero no representa la totalidad del Evangelio del reino de Jesucristo. Todo esto amerita una profunda reflexión, ya que mientras los cristianos estamos  dedicados a defender nuestras posiciones  de fe individuales e individualistas, el mundo a nuestro alrededor gime a una con dolores de parto, anhelando ver las manifestaciones de los hijos de Dios; aunque lo están buscando en el lugar equivocado ya que su esperanza está en los ideales humanos.

Por lo que es muy necesaria  la renovación de la mente para abrazar una visión del reino de Dios.

El líder cristiano debe proyectar un evangelio que redime: lo económico, lo político, lo social, y lo educativo, tanto como lo moral y espiritual. Un Evangelio con impacto integral, es decir una influencia justa en todas las esferas de gobierno en que se mueve el hombre.

Algunas Consideraciones

Tomando en cuenta las siguientes citas de grandes hombres de la historia; consideremos nuestra misión, desde la forma  en que presentamos el Evangelio del reino.

Martín Lutero.
Si yo profeso con la voz más alta y la más clara exposición, cada porción de la verdad de Dios, excepto precisamente ese pequeño punto que el mundo y el diablo están en ese momento atacando, yo no estoy confesando a Cristo, a pesar de lo audazmente que este profesando a Cristo.

Daniel Wesbter, 1,782-1852.
Si la verdad no es difundida, el error lo será; si Dios y su palabra no son conocidos y recibidos, el diablo y sus obras ganarán ascendencia.

Edmun Burke.
Para que el mal triunfe, lo único que hace falta es que los hombres buenos se crucen de brazos.
Salomón.
?Cuando los justos dominan, el pueblo se alegra; Más cuando domina el impío, el pueblo gime?. (Proverbios 29:2).

Pablo el apóstol
?Porque el anhelo ardiente de la creación  es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios. Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; Porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con los dolores de parto hasta ahora?;  (Romanos 8:19-22).

Juan el apóstol.
?Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos?. (Apocalipsis 5:13). 
La iglesia del Señor, ha proyectado un evangelio con una cosmovisión limitada, debido a que la aplicación de la Palabra de Dios se ha centrado mayoritariamente en lo eclesiástico, ignorando que la influencia de nuestro Creador es sobre toda su creación y no solamente sobre una parte de ella.

Dios  es Señor y está presente en todos los ámbitos de Gobierno

1. Autogobierno. Somos absolutamente responsables de lo que pensamos, decimos y hacemos; de modo que no hay excusa. ?Mejor es que tarda en airarse que el fuerte; Y el que se enseñorea de su espíritu, que el que toma una ciudad? (Proverbios 16:32) Porque no nos hado Dios espíritu de cobardía, sino de poder de amor y de dominio propio. (I Timoteo 1:7.)

2. Gobierno Familiar.  Dios afirma la autoridad de Abraham en calidad de padre. ?Porque yo sé que mandará  a sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino de Jehová sobre Abraham  lo que ha hablado acerca de él?. (Génesis 18:19). El apóstol Pablo afirma la autoridad en calidad de padres y en calidad de marido. ?Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene el en Señor. Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas. Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agrada al Señor. Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que no se desalienten?. (Colosenses 3:18-21).

3. Gobierno Comercial. El apóstol afirma la importancia de la honra en la relación obrero – patronal, y asegura que la recompensa para una buena relación laboral proviene de Dios. ?Siervos, obedeced en todo a vuestros amos terrenales, no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a hombres, sino con corazón sincero, temiendo a Dios. Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís. Más el que hace injusticia, recibirá la injusticia que hiciere, porque no hay acepción de personas?. (Colosenses  3:22-25).

Moisés le recuerda al pueblo de Israel, ?Y digas en tu corazón: Mi poder y la fuerza  de mi mano me han traído esta riqueza. Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque Él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día?. (Deuteronomio 8: 17-18).

4. Gobierno Civil. El Señor Jesús y el apóstol Pablo afirmaron la autoridad es este campo. ?Respondió Jesús: Ninguna autoridad tendrías contra mí, si no te fuese dada  de arriba?(Juan 19:11).
?Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. De modo que quien es se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean  condenación para sí mismos. Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no tener la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella; porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Dios, vengador  para castigar  al que hace lo malo. Por lo cual es necesario estarle sujetos no solamente por razón del castigo, sino también  por causa de la conciencia. Pues por esto pagáis también los tributos, porque son servidores de Dios que atienden continuamente a esto mismo?. (Romanos 13: 1-6). Daniel el profeta afirma  la involucración directa de Dios para las naciones. ?La sentencia es por decreto de los vigilantes, y por dicho de los santos la resolución, para    que conozcan los vivientes que el Altísimo gobierna  el reino de los hombres, y que a quien él quiere lo da, y constituye sobre él más bajo de los hombres?. (Daniel 4:26-27).

5. Gobierno Eclesiástico- la Iglesia. De esto, abundamos, excepto que hemos pretendido que este ámbito es el único donde Dios interviene y como que hemos descartado que Dios se mueve en los demás. ?Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo?. (Efesios 2:20).
?Os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor, y os amonestan;   y que los tengáis en  mucha estima y amor por causa de su obra?. (Tesalonicenses 5:12).
?Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos;  porque ellos velan por  vuestras almas, como quienes  han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría;  y no quejándose, porque esto no es provechoso?. (Hebreos 13:17).

La función del líder cristiano, en todo caso, debe ser, restaurar la influencia de Dios y afirmar su Señorío en todos los ámbitos de la vida y de esa manera traer el Reino de Dios, cumpliendo la oración que enseñará nuestro Señor a sus discípulos: ?Venga  tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra?.( Mateo 6: 10), dijo, la tierra, eso incluye todo, así que vamos y en su Nombre, Instruyamos; a los hombres de negocios, a los hombres de política, a los padres de familia, a los educadores, en fin, a todos los hombres, en todos los campos en que se muevan.

Propongámonos  los lideres, ver  nuestras iglesias, Negocios u otras instituciones como  grandes centros de entrenamiento voluntario, que se nos concede en el Señor, para levantar hombres y mujeres preparados para toda buena obra y en todo campo según los dones particulares de cada persona. Solo clamemos a Dios que su gracia y sabiduría disponible nos habilite  para capacitarlos con responsabilidad. Ampliemos nuestra visión abrazando la visión del reino de Dios y veamos a Dios y su Palabra involucrados en todos los sectores de la sociedad. Enseñemos principios de vida.

Modelemos; integridad, fidelidad, honradez, respeto al prójimo, pago de impuestos, lealtad, temor de Dios, crianza de los hijos, buen trato de la mujer, respeto a los hijos, amor al trabajo duro, generosidad a Dios y al prójimo, responsabilidad ciudadana, mayordomía de nuestros recursos, visión del progreso personal y de la comunidad, mayordomía de los recursos naturales, interés por el rumbo de las naciones.     

Que las personas a quienes servimos, nos vean y quieran seguirnos por el consuelo de facilitarles el encuentro con el Soberano y aprecien en nosotros, un estilo de vida que refleja resultados beneficiosos, provechosos y permanentes; que además de amar eternidad, testifica de una vida piadosa con el respaldo de Dios en las diferentes aéreas de la vida.

Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre un candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. (Mateo 5:14-16).

Así que, hermanos os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis  a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea  la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. (Romanos 12:1-2).

Porque no he rehuido anunciaros todo el consejo  de Dios. Hechos 20:27

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*