¿Por qué escogió Dios precisamente el método de la cruz para la salvación?

¿No sería concebible otro método?

El Antiguo Testamento no menciona de manera directa la crucifixión, pero sí se nombran proféticamente algunos detalles que sólo pueden referirse a la crucifixión. Así, el Salmo 22:16 declara: «Horadaron mis manos y mis pies»; en Gálatas 3:13, Pablo aplica al Jesús crucificado el texto de Deuteronomio

21:23: «Maldito todo el que es colgado en un madero».


Los romanos adoptaron ese modo de ejecución de los persas: Cicerón lo consideraba como «un castigo de los más crueles y terribles » y Tácito como «el más vergonzoso». Sin embargo, la cruz estaba en el plan de Dios: Jesús «sufrió la cruz, menospreciando el oprobio» (He 12:2); «haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz» (Fil 2:8). Hay que excluír otras formas de ejecución ? como el apedreamiento, la decapitación, el envenenamiento o ahogamiento ? por la analogía que hay entre la caída y la redención: Por un árbol (Gn 2:17 el del conocimiento del bien y del mal) entró el pecado en el mundo; sobre un árbol debía ser expiado: La cruz del Gólgota es el árbol de la maldición (Gá 3:13): Jesús murió allí deshonrado y excluído de toda comunión humana. Fue maldito.

La ley de Moisés maldice al pecador. Desde la caída, esta maldición esta sobre los hombres. Jesús tomó sobre sí mismo en nuestro lugar la maldición de Dios. Ahora el mensaje de la cruz es el mensaje liberador para todos los hombres que por su pecado viven de un modo general bajo esa maldición.

El papa Juan Pablo II una vez se refirió a Auschwitz como al Gólgota del siglo XX. En ese sentido, existe hoy día una teología que considera a Jesucristo como aquel que se hizo solidario con los que también sufren, son torturados y asesinados, que como él han sufrido y conocido una muerte atroz. Pero: la muerte de Cristo en la cruz nunca jamás debe ser comparada con la muerte de otras personas. Ni se debe comparar jamás su cruz con las muchas otras cruces que se erigieron alrededor de Jerusalén o Roma. Por ser la Cruz del Cristo, del Hijo de Dios, tiene otra ?calidad? completamente distinta de la de todas las demás cruces. Cristo no solamente sufrió la injusticia de los poderosos en este mundo, sino que fue el único que sufrió la ira de Dios sobre el pecado. Él solo ha sido el Cordero del sacrificio que sufrió ?por muchos? como sustituto el juicio de Dios. Desde entonces, «la palabra de la cruz» (1 Co 1:18) es el centro de toda predicación cristiana. Por eso Pablo sólo tiene una cosa que comunicar: «a Jesucristo, y a éste crucificado» (1 Co 2:2). A.L. Coghill nos muestra el significado de la cruz en un conocido himno de avivamiento: ?Mirando a Jesús por fe en la cruz, al instante hallarás salvación, por eso yo miro sólo a Jesús, a quien el Padre envió por amor, quien también fue herido en tu favor.?

Todamo de: Werner Gitt – Preguntas Que siempre suelen hacerse

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*