Ilumina mis tinieblas

Oh alto y glorioso Dios,
ilumina las tinieblas de mi corazón.
Dame una fe recta,
esperanza cierta,
caridad perfecta
y humildad profunda.
Dame Señor
sentido y discernimiento
para cumplir tu santa
y verdadera voluntad.
Amén.

Por: San Francisco de Asís

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*