G) Claves escondidas

Quiero que todos entiendan que cuando se estudian las profecías, sus significados no se encuentran de manera simple, no resultan fáciles de entender. Para entender las profecías en la Biblia, uno primero debe aceptar que estas se revelan a veces a través de claves escondidas. Uno ha de tener siempre en cuenta que no es Dios el que está confundido: somos nosotros quienes tenemos la capacidad de confundirnos al leer las escrituras. Dios sabe por qué escogió obrar de la manera como está ilustrado a través de la Biblia. Por ejemplo esta profecía: Os 11:1 Cuando Israel era muchacho, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo. Que se cumplió de esta manera: Mt 2:15 y estuvo allá hasta la muerte de Herodes; para que se cumpliese lo que dijo el Señor por medio del profeta, cuando dijo: De Egipto llamé a mi Hijo. Aquí, el sentido de la profecía está tan escondido que las personas judías todavía creen que el texto ?de Egipto llamé a mi hijo? sólo se refiere a Israel y no al Mesías. No obstante, los Cristianos entendemos que el profeta Oseas hablaba del Mesías y que como nos dice Mateo, Jesús cumplió la profecía cuando volvió a Israel con sus padres: José y la Virgen María.



Cuando usted estudie las profecías, tiene que entender que pueden aparecer como claves escondidas en los textos Bíblicos. Si no puede aceptar esto, tendrá muchas dificultades para interpretarlas. Encontramos también que las profecías están tejidas en medio de algunos versos o capítulos sin ser limitadas por el contexto. Tenemos que tener entonces cuidado de no llegar a una conclusión antes de analizar lo que se nos dice. Mire este ejemplo: Mt 24:14 Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin. Aquellos que lean este texto pueden rápidamente concluir que cada una de las personas que habitan la tierra tienen que oír el evangelio antes que el rapto suceda, pero el texto no dice ?cada persona?. El texto afirma que el evangelio será proclamado ?en todo el mundo para dar testimonio a todas las naciones?. Esto significa que habrá personas en cada nación que conocerán acerca de Jesucristo antes de que Él venga. Ahora, póngase a pensar en una nación en la que no se esté predicando el evangelio y verá usted que estamos muy cerca de su regreso.

Algunas profecías pueden suceder dos veces. Tomemos el ejemplo de Juan el Bautista, que preparó el camino para Jesucristo pero dijo él que no era Elías, Jn 1:21 Y le preguntaron: ¿Qué pues? ¿Eres tú Elías? Dijo: No soy. ¿Eres tú el profeta? Y respondió: No.
Juan dijo que él no era Elías, porque sinceramente no lo era. También afirmó que no era el profeta, pero ¿de cuál profeta le preguntaban? Del profeta que Moisés les había prometido, cuando dijo que Jehová levantaría otro profeta como él mismo, Dt 18:15 En tanto que Juan negó ser Elías y el Profeta, cuando los discípulos le preguntaron a Jesús acerca de Elías, les dijo, Mt 17:11 Respondiendo Jesús, les dijo: A la verdad, Elías viene primero, y restaurará todas las cosas. Mt 17:12 Mas os digo que Elías ya vino, y no le conocieron, sino que hicieron con él todo lo que quisieron; así también el Hijo del Hombre padecerá de ellos. Mt 17:13 Entonces los discípulos comprendieron que les había hablado de Juan el Bautista. Jesús confirma que Elías vendrá en el futuro así como los profetas habían dicho ?Elías viene primero, y restaurará todas las cosas?, pero agregó que Elías ya había venido, porque Juan había preparado el camino para su primera venida. Así vemos que algunas profecías sucederán dos veces. Juan cumplió esta profecía la primera vez y nosotros estamos muy cerca del tiempo donde la Iglesia será llevada al Cielo: entonces vendrá el profeta Elías para cumplir la profecía por segunda vez, él volverá a Israel para corregir a los judíos en el hecho de que Jesús era el Cristo. Esto sucederá antes de que regrese Jesús a la tierra para ser Rey por mil años. Mal 4:5 He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el día de Jehová, grande y terrible. Elías vendrá antes de los últimos tres años y medio de la Gran Tribulación.

Algunas profecías tienen huecos, o espacios en su interior y se pueden completar mezclándolas con otros textos. Esta operación no se resuelve fácilmente como vemos cuando el Cristo debía ser Rey: la mayoría de las personas no vio el espacio o hueco donde Él tenía que morir primero para entrar en su gloria. Habiendo ya resucitado, Cristo se encontró con dos de sus discípulos, los cuales le dijeron que esperaban que Jesucristo fuera el rey de Israel ignorando los textos donde leemos que El Cristo tenía que sufrir. Jesús les dice: Lc 24:25 Entonces él les dijo: !!Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho! Lc 24:26 ¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria? Jesús les pregunta si no era acaso necesario que El Cristo sufriera primero y luego ?entrara en su gloria?. Esto significa que Cristo debía primero sufrir en la cruz para poder reinar desde Israel como los profetas habían profetizado. También quiero que notemos que Jesús no estaba muy contento con aquellos cristianos que no habían creído todo lo que los profetas habían hablado. Él dijo; ?¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria?? Hay muchas profecías que hablan del sufrimiento de Cristo pero la mayoría de las personas las habían ignorado, como si Dios no supiera lo que decía cuando había profetizado que el Cristo debía sufrir. Aquí hay algunas profecías que hablaron de su sufrimiento: Is 53:2 Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos. Is 53:3 Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos. Is 53:4 Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Is 53:5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Is
53:6 Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros. Is 53:7 Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca. Is 53:8 Por cárcel y por juicio fue quitado; y su generación, ¿quién la contará? Porque fue cortado de la tierra de los vivientes, y por la rebelión de mi pueblo fue herido. Is 53:9 Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca. Is 53:10 Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá por largos días, y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada. Hay tantas profecías que hablan de los sufrimientos de Cristo y aun muchos las habían ignorado.

En estos días hay algunos cristianos que ignoran ciertas profecías de la Biblia, como si Dios no supiera lo que decía o se equivocara en lo que dijo. Jesús ha profetizado que será Rey en esta tierra durante 1.000 años, Ap 20:4 Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar? y reinaron con Cristo mil años. Aunque resulte increíble hay quienes hoy en día enseñan que esto no sucederá, como si Jesús cometiera errores o no supiera lo que le dictó a Juan que escribiera. Yo les recuerdo que Jesús dijo; ?!!Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho!? ¡Jesús será Rey en esta tierra!

Aquí hay unos versículos que tienen un espacio o hueco entre sus profecías, leamos la profecía de Daniel, Dn 12:2 Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua. Y Jesús dijo: Jn
5:28 No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; Jn 5:29 y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación. Estos dos versículos parecen decir que habrá un acontecimiento en cual todos serán resucitados para ser juzgados: los pecadores y los santos a un mismo tiempo. Sin embargo leemos tantos otros versos que nos señalan un espacio entre el evento de resucitar a los justos y el de resucitar a los injustos: Ap 20:5 Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección. Ap 20:6 Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años. Aquí vemos que habrá una ?primera resurrección? de los justos, pero el resto de los muertos no vivirán otra vez hasta que los mil años se terminen. ¿Ignoraremos éstos versos y correremos el riesgo de ser llamados insensatos? Seamos inteligentes y creamos todas las cosas que los profetas han dicho. Jesús habló acerca de la resurrección de los justos, Lc 14:14 y serás bienaventurado; porque ellos no te pueden recompensar, pero te será recompensado en la resurrección de los justos. La resurrección de los justos sucederá antes de la resurrección de los muertos, la cual tendrá lugar después del reinado de Cristo por 1.000 años.

Estas claves no fueron colocadas erróneamente en las escrituras, ellas fueron colocadas intencionalmente en la Biblia por nuestro Dios. Así vemos cómo las profecías en la Biblia pueden estar escondidas, pueden pasar dos veces, y pueden tener espacios o huecos en su interior.

CLAVES ESCONDIDAS EN LAS PROFECÍAS DE LA BIBLIA:
ALGUNAS PROFECÍAS PUEDEN PASAR DOS VECES
ALGUNAS PROFECÍAS PUEDEN TENER HUECOS
ALGUNAS PERSONAS HAN IGNORADO CIERTAS PROFECÍAS JESÚS DIJO: ?!!Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho!?

Tomado de: La revelación de Jesucristo -Francisco González-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*