final. Mensaje a las Siete Iglesias: Cristo, Regreso Glorioso (s)

Regreso Glorioso(46) Mensaje a las Siete Iglesias: Cristo, Regreso Glorioso (s)

Leer Versículos aquí

Yo soy el Alfa y la Omega?dice el Señor Dios–, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso. (Apocalipsis 1:8 NVI)

Reflexión

Continuamos con la meditación sobre “el Todopoderoso”. Ciertamente la Palabra no usa frecuentemente la expresión “Todopoderoso”; sin embargo, la enfatiza a través de distintos textos y contextos, afirmando claramente el pleno poder de Dios para llevar a cabo su propósito (Salmos 103:19; 15:3; 136:6) y otros. Es oportuno señalar, que al declarar que Dios es Todopoderoso, se debe entender que no se trata de una potencia (poder) arbitraria, sino de un propósito santo; tanto,  reafirmada en la creación en su totalidad, como en la redención de la humanidad.

(47) Mensaje a las Siete Iglesias: Cristo, Regreso Glorioso (t)

Jesús le dijo: El que me ha visto a Mí, ha visto al Padre. Créanme que Yo estoy en el Padre, y el Padre en Mí. Yo soy el Alfa y la Omega, dice el Señor Dios, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso (Juan 14:9,11; Apocalipsis 1:8 NBLH)

Reflexión
Estamos enfocados en la glorificación de Jesús y el texto se refiere a Dios como el Todopoderoso; ¿hay alguna equivocación o contradicción? ¡En verdad no! Cristo y el Padre son uno; en consecuencia, Cristo participa en el poder del Padre y aunque su Omnipotencia permanece oculta a los incrédulos, se manifiesta en sus obras realizadas en la tierra, y sus discípulos la atestiguan (Mateo 9:6; 11:27; 28:18; Juan 17:2). En tal virtud, este libro en meditación lo proclama como: “El Soberano de los Reyes de la tierra” o de las naciones (Apocalipsis 1:5).

(48) Mensaje a las Siete Iglesias: Cristo, Regreso Glorioso (u)

El Todopoderoso no está a nuestro alcance; excelso es su poder. Grandes son su justicia y rectitud; ¡a nadie oprime! Yo soy el Alfa y la Omega, dice el Señor Dios, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso. (Job 37:23; Apocalipsis 1:8 NVI

Reflexión
Continúa la meditación sobre: “El Todopoderoso”. Al estar Cristo unido al Padre, todo lo que se refiere a Dios corresponde también al Hijo, por esa unidad indisoluble entre Ellos; en tal virtud, se entiende, que todo los títulos aparecidos con referencia al Padre, corresponden al Hijo. Frente al poderío absoluto de Dios sobre el universo, el hombre no ha de sentir sólo temor y temblor (Job 37:23-24; 40:2); sino confianza, seguridad y valor (Génesis 17:1). La humildad y la fe obediente corresponden al encuentro con el Dios Todopoderoso cuya voluntad y obra son nuestra salvación.

Conclusión sobre el Dios Todopoderoso

Cuando Abram tenía noventa y nueve años, el Señor se le apareció y le dijo: Yo soy El-Shaddai, Dios Todopoderoso. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, dice el Señor Dios. Yo soy el que es, que siempre era y que aún está por venir, el Todopoderoso. (Génesis 17:1; Apocalipsis 1:8 NTV)

Reflexión
Dios Todopoderoso es una característica del Dios Omnipotente; es cualidad o manifestación del Dios Soberano y Rey del Universo. Dios Todopoderoso es lo que registra el Antiguo Testamento como Él Shaddai”; que es el nombre de Dios que en forma característica o sistemática usaron los patriarcas antes de la ley en el Sinaí. Su mayor frecuencia o registro se observa en el libro de Job, donde Shaddai o Todopoderoso aparece treinta y un veces. Todopoderoso, es el nombre de Dios que lo presenta  primariamente como el que fortalece y satisface a su pueblo. Engloba todo poder.

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*