Enséñanos a pensar en los demás

Señor, enséñanos a no amarnos egoístamente,
a no conformarnos con amar a los nuestros,
a no negar el amor a los que no nos aman.

Señor, enséñanos a no pensar siempre
en nosotros mismos,
a pensar también en los demás,
a pensar y preocuparnos, sobre todo,
de los olvidados.

Señor, haz que compartamos el dolor de los
otros,
la soledad de los abandonados,
la pobreza de los explotados.

Señor, no permitas
que sólo nosotros seamos felices,
que sólo nosotros vivamos en paz,
que sólo nosotros tengamos de todo.

Señor, no nos dejes tranquilos y en paz,
mientras haya quien sufre,
mientras haya pueblos oprimidos,
mientras haya gente que tiene hambre,
mientras haya desempleados, marginados,
abandonados.

Señor, que nuestro bienestar
sea el bienestar de todos,
que nuestra dicha
se base en la felicidad de todos,
que nuestra paz
se alce sobre la paz de todos,
que nuestra vida
se construya con la vida de todos,
que nuestro amor abarque a todos
y desate el amor de todos y todas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*