EL SUFRIMIENTO: 3. ¿QUÉ DEBO HACER CUANDO DIOS PARECE ESTAR MUY LEJOS?

desierto gente arenaExamina tus sentimientos e ideas. A veces Dios parece estar distante a causa de las ideas erróneas acerca de él.

¿Estás airado con Dios por algo que ha ocurrido? Si así fuera, cuéntale como te sientes. Dios permite que suframos las consecuencias de nuestros propios errores, inocentemente por causa de los errores de otros (un acci­dente de automóvil, una guerra, etc.) y por desastres na­turales. Esto es parte de la realidad. Dios no se enfadará si le expresas honestamente tus sensaciones. Después que lo hayas hecho, recuerda la verdad acerca de Dios: Él te ama y es absolutamente justo, sabio y bueno.

¿Tienes miedo de Dios? Sumérgete en las Escrituras que te recuerdan que él es un Padre amante y perdonador y que Jesús ha satisfecho las justas demandas de su ira. Él no está enfadado contigo y te da la bienvenida a su pre­sencia. Si tu padre terrenal era una persona que infundía miedo, puede resultarte muy difícil no atribuirle a Dios el mismo carácter. Si esto es así, da los pasos necesarios para perdonar a tu padre (mira la página 154). Pídele a Dios que te ayude a verlo tal como él es y no como lo imaginas.

¿Te sientes culpable? Evalúa tus sensaciones según las normas de la Biblia. Si no eres realmente culpable de cierto pecado, deshazte del sentimiento de culpa; si lo eres, confiesa.

Confiesa el pecado conocido. El pecado inconfesado es la única cosa que puede evitar realmente que percibas la cercanía de Dios. El pecado no hace que pierdas tu sal­vación, pero sí impide que experimentes la presencia de Dios y recibas respuesta a tu oración. No persigas mor­bosamente tus faltas. En vez de ello, examina tu vida para eliminar cualquier amargura hacia alguien, inmoralidad, divisionismo, deseos impropios o idolatría.

Comprueba tus necesidades y deseos. Puedes sentirte deprimido porque alguna persona o las circunstancias están frustrando tu deseo de respeto (posición, reconocimiento) o amor (afecto, atención) y tu orgullo puede estar lastimado. Sostener estas frustraciones contra Dios puede hacer difícil el acercarte a él; o sentirte ofendido o que no vales nada puede encerrarte aun más en ti mismo. Meditar en los Salmos y pedir que otros oren por ti puede ser de mucha ayuda.

Cuida tu cuerpo. La falta de sueño, ejercicio y comida sana alimenta la depresión y socava tu vida espiritual.

Entrégate. Dios mora con los humildes, los ofendidos y los desterrados (ver Isa. 57:15, y en los Evangelios fíjate con quienes pasaba tiempo Jesús). Si quieres estar donde está Dios, acércate a los demás.

Recuerda que no eres el único. Los salmistas (mira el Sal. 42) y los cristianos de todas las épocas han experi­mentado lo que ha dado en llamarse “la oscura noche del espíritu” cuando Dios parece estar ausente. Él utiliza esa experiencia para enseñarnos a depender de una fe inque­brantable en lugar de nuestros sentimientos. Deja que el sentido de ausencia te conduzca a la oración y la alabanza y no te apartes de ellas. Lee pasajes y libros sobre la oración y la devoción para reavivar el fuego en tu corazón.

Ve adonde sea más probable percibir la presencia de Dios. Asiste al templo, ora con amigos y lee la Biblia. No percibirás a Dios mientras estés enfrascado en otros asuntos.

Ten paciencia. Espera, espera y sigue esperando. ¿Dónde está Dios cuando te sientes ofendido? Si esperas lo suficiente, te darás cuenta que siempre ha estado justo a tu lado.

Aprovecha las oportunidades. Adora a Dios. Deja tus dude acerca de si él volverá alguna vez a estar presente. Responde positivamente a la menor manifestación de su presencia.

Fuente: Guía de bolsillo para la vida cristiana -K.C. Hinckley, compilador

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Un comentario

  1. EL SUFRIMIENTO: 3. ¿QUÉ DEBO HACER CUANDO DIOS PARECE ESTAR MUY LEJOS? | Mi Vida en Abundancia , es genial, desde que os recibo no puedo parar de mirar todas vuestras sugerencias y me alegra cuando recibo uno más, sois lo mejor en español, me encata vuestra presentación y el curre que hay detrás. Un beso y abrazo,GRACIAS POR VUESTRO TRABAJO, nos alegrais la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*