EL SUFRIMIENTO: 1. ¿CÓMO PUEDE DIOS PERMITIR QUE LA GENTE SUFRA?

normal_sufrimiento¿CÓMO PUEDE UN DIOS AMOROSO PERMITIR QUE LA GENTE SUFRA? Dios no disfruta viendo sufrir a la gente pero él utiliza el sufrimiento para conseguir buenos propósitos.

Para juzgar el pecado en general. Dios creó un mundo en el qué los actos tienen consecuencias y otorgó a los humanos la capacidad de influir en los acontecimientos. Cuando Adán pecó, sometió todo su entorno terrenal a las enfermedades naturales, a los desastres y a la muerte. Cuando generaciones de pecadores han adoptado deci­siones orgullosas y destructivas, han añadido la opresión .política, la crueldad, la pobreza, la guerra y una legión de otros males.

Dios creó un mundo en el cual los hombres here­darían los beneficios de la sabiduría y bondad de sus ante­cesores y lo hemos transformado en uno en el que los hijos heredan defectos genéticos, pobreza, contaminación y abusos. Dios les permite sufrir a los “inocentes” porque, cómo raza, cosechamos lo que hemos sembrado. De esta manera Dios permanece fiel a las justas y amorosas leyes que estableció en la creación.

Para juzgar algún pecado específico. En ocasiones Dios envía el desastre a una nación a causa de su pecado reiterado, un infarto del corazón a alguien arrogante­mente afanado, la ruina financiera a alguno que ha sido corrupto, y hasta la enfermedad a quien ha deshonrado la Cena del Señor (1 Cor. 11:28-30). Sin embargo, no debe­mos asumir que cualquiera que sufre lo hace a causa de algún pecado específico.

Para fortalecer nuestra fe. El sufrimiento es una de las mejores maneras de conformarnos a la semejanza de Jesús (Rom. 5:3-4; 8:28, 29; Stg. 1:2-4).

Para demostrar que nuestra fe es genuina. Satanás dijo que Job servía a Dios por propio interés y no por amor. Dijo que Job renegaría de Dios si sus bendiciones terrenales desaparecieran (Job 2:3-5). Esta declaración era un serio ataque en contra de la integridad de Dios (él no compra la lealtad de las personas) y a la del propio Job. Así que, Dios permitió que Satanás tentara a Job a traicionar a Dios para reivindicar tanto a Job como a sí mismo. Al soportar el sufrimiento sin renunciar a Dios, demostramos a todas las fuerzas de las tinieblas y de la luz, y también a las gentes en la tierra, que Dios merece nuestro amor a pesar de que no lo compra con bendiciones. También demostramos que damos nuestro amor generosamente y no por interés de obtener comodidades.

Para recordarnos la eternidad. Es fácil sentirnos orgu­llosos de las cosas que conseguimos con nuestros esfuerzos cuando todo va bien, pero el sufrimiento puede hacer­nos entender que siempre dependemos de Dios. Nos re­cuerda también que el bienestar terrenal es temporal y que lo que realmente importa es la eternidad.

Para hacernos más humanos. El sufrimiento es parte de la vida. Cuando sufres, te haces más vulnerable y más capaz de apreciar a las personas y el disfrute de la vida, más capaz de alcanzar a otros con tu compasión.

Para extender el evangelio. Las personas son atraídas hacia Cristo cuando ven cómo un creyente trata las crisis con gracia y confianza en Dios.

Para demostrar que lo mejor de Satanás no puede detener a Dios. Satanás odia a los verdaderos creyentes, así que …todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución” (2 Tim. 3:12). Cuando Dios transforma el ataque de Satanás en un triunfo del evangelio, prueba la fe de alguno. Dios demuestra que es soberana­mente poderoso, sabio y bueno. Este es el tema principal de o guerra entre Dios y Satanás.

Para unirnos a Cristo. Dios mostró su compasión hacia nosotros al entrar en nuestro sufrimiento como un hom­bre. Cristo llevó sobre sí el sufrimiento de toda persona y él sufre con todo el que sufre. Cuando sufrimos, especial­mente por otros, nos identificamos con nuestro Señor y lo conocemos más íntimamente. La madurez y unidad con Cristo que resultan son muy profundas.

Fuente: Guía de bolsillo para la vida cristiana -K.C. Hinckley, compilador

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*