EL MATRIMONIO: 8. ¿QUÉ HAY ACERCA DEL DIVORCIO?

divorcio

¿QUÉ HAY ACERCA DEL DIVORCIO?

La intención de Dios es la unión permanente del hombre y la mujer (Mat. 19:3-6).

Díos permitió el divorcio “por lo obstinados que son”
(Mat. 19:8). Los pecadores son incapaces de mantener el compromiso de amar, así que Dios permitió el divorcio entre los judíos. Por la misma razón:

Si tu esposa no cristiana te pide el divorcio y no parece haber forma de reconciliarse, déjala ir. Pablo dice que esa es la manera de mantener la paz (1 Cor. 7:12-16).

Los creyentes no deben pedir el divorcio a no ser por causa de infidelidad; ni a cónyuges incrédulos (1 Cor. 7:12-16), ni a cónyuges creyentes.

Les digo que, excepto en caso de infidelidad conyugal, el que se divorcia de su esposa, y se casa con otra, comete adulterio (Mat. 19:9).

Algunos cristianos interpretan esto como la prohibición de un nuevo matrimonio excepto si el pacto matrimonial se ha deshecho por causa de la infidelidad. Otros piensan que Dios permite el divorcio y el nuevo casamiento entendiendo la infidelidad de un modo más amplio como:

  • Deserción;
  • Crueldad física o verbal;
  • Negación de los derechos conyugales;
  • Abuso de sustancias (alcohol, drogas, etc.).

Un cristiano nunca debe ir al matrimonio con la idea de que el divorcio es una opción si éste no funciona. Casi todos los maestros que se basan en la guía bíblica consideran que el divorcio es como cortar un cuerpo vivo, como una especie de operación quirúrgica. Algunos de ellos piensan que es una operación tan violenta que no debe ser realizada de ninguna manera mientras que otros lo admiten solo como un remedio desesperado en casos extremos. Todos están de acuerdo que se parece más a la amputación de las piernas que a la disolución de una sociedad comercial o a desertar del ejército. Pero ninguno está de acuerdo con la visión moderna de que no es más que un ajuste de la pareja, al cual debe acudirse siempre que uno sienta que ya no está enamorado del otro o cuando cualquiera de ellos se enamore de otra persona.

Fuente: Guía de bolsillo para la vida cristiana -K.C. Hinckley, compilador

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*