El Escudero De Dios devocionales -Terry Nance

El Escudero De Dios

El Escudero De Dios devocionales -Terry Nance

Click para descargar

Link 1 | Link 2 | Link 3

Contenido

Los deberes de un escudero

Las tentaciones que debe superar

Escuderos del Antiguo Testamento

La responsabilidad del escudero en el Nuevo Testamento

Unas palabras a los lideres que buscan un Josué

El desarrollo del espíritu del escudero

El reconocimiento del lado humano de un líder

Claves del éxito pomo longevidad en el ministerio

1. Las claves de la entrega

2. Las claves de las actitudes

3. Las claves del trabajo en equipo

Prologo del libro:

El siervo mimado desde la niñezpor su amo, a la postre
será su heredero (Proverbios 20:21).
Esta porción de las Escrituras describe, exactamente, la
relación espiritual entre Terry Nance y yo.
A medida que Terry se entregaba a Dios para realizar
su llamado, el misterio de un verdadero escudero comenzó
a hacerse evidente y a florecer.
Este libro debería ser recomendado a cada pastor y a
cada asociado en el cuerpo de Cristo. Debe ser usado como
libro de texto en cada colegio bíblico y universidad.
Si permitimos que el carácter de Cristo se desarrolle
en cada uno de nosotros y nos servimos unos a otros,
llegaremos a la unidad de la fe, y del conocimiento del
Hijo de Dios, a un hombre perfecto, a la medida de la
estatura de la plenitud de Cristo.

Happy Caldwell
Iglesia Ágape
Little Rock, Arkansas
E.E.U.U.

Introducción

Una noche, en el año 1983, me sentí movido a estar a solas con el Señor. Entré a nuestra sala y comencé a orar, cuando de repente sentí en el espíritu que debía leer la historia de David y Saúl.
Sabía que el Señor estaba listo para revelarme algo.

Cuando comencé a leer, llegué al Samuel16:21:
y viniendo David a Saúl, estuvo delante de él; y él le amó mucho, y le hizo su paje de armas.

De repente, el Señor me hizo fijarme en las últimas palabras del versículo. Un «paje de armas» es un escudero. Me dijo: }ó te llamépara que seas el escudero de tu pastor. Se estaba refiriendo al pastor Happy Caldwell, de la iglesia Ágape, en Litde Rack, Arkansas, con quien colaboré como escudero durante veintitrés años.

¿Qué hace un escudero?

En los días del Antiguo Testamento, tenía la inmensa responsabilidad de llevar a la batalla el escudo de su amo y mantener su seguridad. Hoy en día, los escuderos de Dios son ministros llamados por Dios, escogidos y enviados por el Espíritu de Dios, para ayudar a los líderes con la visión que Él ha puesto en ellos.

Entre estos ministerios puede haber quienes formen parte del personal pagado de las iglesias y de los ministerios, y también creyentes que se ofrecen voluntariamente para desempeñar el ministerio de ayudas en su iglesia local. Estos escuderos les quitan carga a los líderes, yayudan a impartirle al pueblo la visión del líder.

Son personas muy leales, fieles y motivadas a servir, entre cuyos deberes se pueden incluir los de escolta, amigo, compañero, confidente y guerrero espiritual, además de una interminable lista de servicios más. La posición del escudero exige gran amor, honor, tolerancia y vigilancia. Pero ser un escudero no es solo ocupar un puesto, sino también es la actitud y el corazón de siervo. En el reino de Dios, los mayores serán los servidores de todos.

El verdadero espíritu de un escudero

En el momento de mi vida durante el cual Dios me dio la revelación acerca de ser escudero, también me estaba ayudando a poner en orden mis prioridades. Le pido al Señor que mientras estudia cada día estas devociones, haga lo mismo con usted. Vivimos en un mundo que parece saber muy poco acerca de lo que es dar la vida por otro. En lugar de ofrecernos a atender a los demás, los que estamos en la iglesia muchas veces esperamos de los líderes espirituales que sean ellos quienes nos atiendan a nosotros. No obstante, es vital que el cristiano tenga una comprensión plena de este concepto de lo que es servir, en especial si sabe que ha sido llamado al ministerio.

Una de las relaciones más profundas en que un escudero sirvió al hombre de Dios, es la de Eliseo y Elías. Está muy claro que ni usted ni yo vamos a fluir jamás en la unción de Eliseo mientras no hayamos aprendido a servir a un Elías. Jesús lo dijo de esta forma: «Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos» Guan 15:13). No nos es difícil proclamar que estarnos sometidos a Jesús, pero mi pregunta es esta: ¿Estamos sometidos a otro ser humano? Eso
es algo muy distinto.

Una nota para explicar la idea

Debido a los abusos de poder y a los errores de algunos líderes desorientados, la sumisión ha tenido mala fama en muchas ocasiones. Sin embargo, esto no anula el principio bíblico de que se necesita una cadena santa de autoridad. Bajo ninguna circunstancia, Dios lo llamaría a someterse a un líder que lo quiera manipular, controlar o abusar de usted en forma alguna. El líder debe ser alguien en quien se pueda confiar. Su estilo de vida y su historial dentro del ministerio deben haber producido buen fruto. Necesita tener un carácter sólido. A su vez, el escudero debe estar seguro de que ha oído al Espíritu Santo, y de que es cierto que Dios lo está llamando a servir a este líder en particular.

Una vez dicho esto, diremos que este devocionario está escrito en la suposición de que el líder a quien usted sirve no está abusando de su poder, sino que está operando dentro de los principios establecidos en la Biblia. Si los límites se le han vuelto borrosos, y le preocupa que la relación con su líder se haya vuelto poco saludable, tal vez sea buena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*