EL DIVORCIO Y SUS RESULTADOS. Parte-2

Señalábamos en la Parte-1 de este articulo las consecuencias negativas y desbastadoras que puede causar todo proceso de divorcio entre parejas, especialmente si hay hijos, no importa la edad que tengan, realmente el impacto se hará sentir en magnitudes diferentes; pero  de que habrán daños colaterales, los habrán; y he ahí que se complicarán y confundirán aún más los sentimientos de una de las partes, el impacto será en la persona que es más sensible al dolor emocional, y casi siempre la víctima con más frecuencia es la mujer, esto se debe a su tendencia por naturaleza a la sensibilidad.

Por lo anterior dicho, no estoy queriendo decir que el hombre no sea víctima también de de esos mismos sentimientos, no, pues se de hombres que han sido víctimas de la polarización de los hijos que han tomado partido de las circunstancias, o que equivocadamente han sido manipulados por las madres y como consecuencia a surgido una víctima, no importa del lado quesea.

Hablemos  en más detalles de algunos de los tópicos que mencionamos anteriormente, por ejemplo el aspecto económico, el detalle económico es muy sensible por varias razones, analicemos algunos de ellos.

El Divorcio Económico.
Es obvio que dos hogares son más caros de mantener que uno solo, usted puede experimentar una disminución de recursos financieros después del divorcio. La carga  financiera más pesada típicamente cae sobre uno de los padres, generalmente al que le queda la custodia física de los hijos. Comúnmente las mujeres son las más que sufren la injusticia financiera.
Las madres ocasionalmente son las que tienen que trabajar más horas para tratar de sacar adelante a sus hijos, esto provoca una reducción en la cantidad de tiempo disponible para sus niños. Además hay algunos hombres irresponsables, insensibles, o machistas que por conveniencia propia desatienden sus obligaciones, tal como es el deber de pensiones alimenticias y que éstos las dejan de cumplir una vez que se separan,  aludiendo a un dicho muy común que dicen: ?Muerta la vaca, muerto el ternero?.

Hay varias cosas que hay que mencionar cuando usted esté negociando con los cambios económicos causados por el divorcio. Nunca actúe a la ligera, solamente porque se siente abrumada(o) bajo presión del conyugue, los familiares, amistades  y aun a veces por los mismos hijos cuando éstos ya están grandecitos y puedan influenciar dando su opinión. Considere con calma todos los aspectos, todo el escenario en que quedará en su nuevo estatus de soltería.

Cualquier persona que atraviese por el caos de un divorcio, su razonamiento también se verá afectado, sobre todo en el aspecto de tomar decisiones. Durante ese proceso las personas quedan como aturdidas en su cerebro, como cuando ha recibido un golpe directo a la cabeza; eso me recuerda el deporte del boxeo, que cuando uno de los boxeadores es golpeado en la cabeza, a menudo vemos que el contendiente golpeado queda en el ring desubicado, en ese momento no sabe ni donde se encuentra, pues similar es en las batallas de un divorcio.

Como Consejero Familiar, frecuentemente sale a relucir esta parte del conflicto; la persona que está bajo esa tremenda presión lo más que desea es salir lo antes posible y relevar el dolor causante del problema, comúnmente rinden algunos beneficios materiales o derechos de alguna índole que les corresponden, de pronto cuando ya las emociones se asientan y se han calmado, empiezan a ver los errores cometidos, quizás para entonces ya es muy tarde de  recuperar tales derechos, es importante que en tales situaciones opte por la asesoría profesional tanto legal, como psicológica.

Resista involucrar a sus hijos en cargas financieras. Preocuparse de dinero puede ser difícil para los hijos a la vez que ellos están buscando extra apoyo y solidez.

Considere sus necesidades financieras y recursos disponibles. Siéntese y haga una lista del dinero entrando y dinero de gastos, especialmente aquellos que usted sabe que son fijos. Los presupuestos pueden ser instrumentos de mucha utilidad para mitigar la tensión financiera.

Definitivamente tiene que aprender a controlar sus gastos, especialmente en los meses iniciales después del divorcio. Haga planes para mejorar su situación económica. Mire en los planes de retiro o pólizas de seguro y haga un intento para fijar la seguridad de usted y de sus hijos. Planee para el futuro de sus hijos, ambos padres generalmente son responsables de esto.
Hay otras  recomendaciones que le podemos sugerir, y no quería dejar pasar una que considero importante, es la siguiente: Durante el proceso de divorcio evite involucrarse en decisiones mayores, ya sea en negocios financieros, ventas de bienes donde hay inversión de considerable cantidad de dinero. Y si usted considera hacerlo de todas maneras, busque la asesoría y ayuda de los expertos confiables que conozcan bien su negocio.

Evite a cualquier costo el uso del alcohol o drogas para atenuar su dolor por tal perdida o fracaso, como usted lo considere, por favor no lo haga, además de los gastos en que incurrirá; su salud, su moral, su condición como ser humano sufrirá un desgaste talvez de irreparable consecuencias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*