Dios de la Pasión

Dios de la PasiónAl Dios de la Pasión

“Oh querido Señor, ¿qué puedo decirte en esta noche santa?
¿Hay alguna palabra que provenga de mi boca, algún pensamiento u oración?
Tú moriste por mí, diste todo por mis pecados; no sólo te hiciste hombre para mí.

¿Hay alguna respuesta?
Desearía encontrar una respuesta adecuada pero,
al contemplar tu santa Pasión y Muerte, sólo puedo confesarte, humildemente,
que la inmensidad de tu amor divino hace que toda respuesta parezca inadecuada.
Permíteme sólo estar de pie y mirarte.

Tu cuerpo está roto, tu cabeza está herida;
tus manos y pies, abiertos por los clavos; tu costado, lacerado.
Tu cuerpo muerto descansa en los brazos de tu Madre.
Todo ha acabado ahora. Todo está terminado. Está completo. Está logrado.
Dulce Señor, lleno de gracia, generoso, lleno de perdón,
te adoro, te alabo, te doy las gracias.

A través de tu Pasión y Muerte, has renovado todas las cosas.
Tu cruz ha sido plantada en este mundo como el nuevo signo de esperanza.

Permíteme vivir siempre bajo tu cruz, oh Señor,
y proclamar incesantemente la esperanza de tu cruz. Amén.”

Oración de Henri Nouwen acerca de la Pasión y Muerte de Jesús en la cruz, “Viernes Santo”.

Deja tu comentario para todos los lectores de Al Dios de la Pasión,
o envíanos un mensaje a [email protected]

Gracias por visitar nuestra página www.mividaenabundancia.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*