Dios: 6. ¿CÓMO PUEDO DESCUBRIR MI(S) DON(ES)?

El compromiso. ¿Estás comprometido a hacer cualquier cosa que Dios te pida, o estás solamente interesado en comprenderte a ti mismo? Dios no te revelará sus dones hasta que no te comprometas con su programa.

La experiencia. ¿Qué te ha pedido Dios que hagas y que no hagas? ¿En qué áreas ha bendecido Dios tus esfuerzos y en cuáles no lo ha hecho? ¿Cuáles son las oportunidades de servir que se te han abierto y cuáles se han cerrado? Por medio de las experiencias pasadas, Dios nos muestra en qué áreas podemos servirle mejor.

Las habilidades naturales y el temperamento. Los dones espirituales no son lo mismo que las habilidades naturales, pero a menudo se apoyan y cooperan con nuestras inclinaciones naturales. Un maestro puede ser naturalmente un buen estudiante dotado sobrenaturalmente para enseñar a otros lo que ha aprendido.

Por otra parte, Dios puede llamarte y capacitarte para una función que deje sin uso algunas de tus habilidades naturales preferidas y desafíe tu temperamento. Él podría llamar a un músico o a un científico tímido a un ministerio público simultáneamente, incluso sustituyendo sus otras actividades.

La confirmación de los hermanos. Dios puede utilizar a otros hermanos cristianos para guiarnos en el descubrimiento de nuestros dones espirituales. ¿En qué áreas otros dicen haber sido bendecidos por ti? ¿Qué te dicen cristianos ya maduros cuando les pides consejo? (Ver Discernimiento en el índice).

Fuente: Guía de bolsillo para la vida cristiana -K.C. Hinckley, compilador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*