DECISIONES CORRECTAS (Segunda Parte)

Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; Sobre ti fijaré mis ojos. Sal 32: 8

INTRODUCCIÓN:

La semana pasada estuvimos iniciando este tema, acerca de las Decisiones y dijimos lo siguiente:
?    Tomar una decisión es como estar en un cruce de caminos.
?    Para tomar buenas decisiones es importante dedicar un tiempo a meditar el problema o la cuestión. Nunca hay que tomar decisiones cuando estamos enojados.
?    Las decisiones que tomamos determinan la clase de persona que seremos. Nuestro carácter, valores, prioridades e intereses son consecuencia de nuestras decisiones.

Dijimos también que existen cuatro palabras que le pueden ayudar en sus decisiones.

La primera es ESPERE. Si debe tomar una decisión y reconoce que está molesto, grábese esta palabra en la mente “esperar” no haga nada por el momento, la palabra de Dios dice: “todos ustedes deben estar listos para escuchar; en cambio deben ser lentos para hablar y enojarse” (Santiago 1:19). Espere hasta que sus emociones estén bajo control. No actúe de manera impulsiva porque luego va a lamentarlo.

En segundo lugar COMPARE lo que desea hacer con la Palabra de Dios. Él nos ha creado, nos ama y quiere lo mejor para cada uno de nosotros. “Tu palabra es una lámpara a mis pies y una luz en mi camino” (4). La Biblia es el manual para vivir una vida fructífera, efectiva, y llena de felicidad. Por eso, espere, y luego corrobore con Las Sagradas Escrituras lo que quiera hacer.

En tercer lugar busque SABIDURIA en la Palabra de Dios y en consejeros sabios. “Cuando no hay consulta, los planes fracasan; el éxito depende de los muchos consejeros” (Proverbios 15:22) “pues la guerra se hace con buenos planes y la victoria depende de los muchos consejeros” (Proverbios 24:6).

La cuarta palabra es EVALUE. Deténgase y piense en las decisiones que podría tomar. Considere sus efectos y consecuencias en el tiempo. Busque perspectiva: “En dos o tres años, ¿cuáles serán las consecuencias de esta decisión, para mi o para los que me rodean?”

Este día queremos enfocarnos a contestar una serie de preguntas que nos enviaron, hay muchas de las cuales podemos categorizar en:
?    Ministeriales: Son aquellas que tienen que ver con el servicio a Dios y el deseo de agradarlo.
?    Estudio o Trabajo: Son las que involucran el deseo de superarse académicamente y los objetivos trazados para tener un mejor estilo de vida.
?    Familiares: Son aquellas decisiones en las cuales están involucrados nuestros familiares y en las cuales muchas veces son las mas importantes.
?    Sentimentales: Tiene que ver con el deseo de satisfacción emocional e involucran a otra persona. Para los jóvenes son de las decisiones que mas problemas atrae ya que la mayoría toma decisiones equivocadas en este ámbito.

Cuales quiera que sean nuestras decisiones siempre tendrá una consecuencia sea para bien o para mal, la mejor manera de tomar decisiones correctas o sabias, es tomar la mejor decisión antes que las demás, esta decisión es: ENTREGARLE MI VIDA A JESÚS Y HACER DE EL MI SEÑOR Y SALVADOR, luego el nos guiara a tomar las mejores decisiones.

Nunca mezcles tus decisiones con tu emociones porque traerán resultados catastróficos, las mejore decisiones son aquellas en las que nuestro objetivo será Glorificar el nombre de nuestro Señor Jesucristo.

Es por eso que siempre que vayas a tomar decisiones, ponte a pensar primeramente si con los resultados de esa decisión Cristo estará contento, o si El te respaldara con lo que estas pensando hacer, sino es así es mejor que dediques tiempo a la oración para pedir la guianza de nuestro Señor, para que las decisiones que tomes sea siempre las correctas.

CONCLUSIÓN:
Tus decisiones mas sabias serán aquellas en las cuales Dios será exaltado y en las cuales los resultados te traerán bendiciones, nunca olvides que la decisión mas sabia es VIVIR PARA DIOS.

Autor: Enrique Monterroza
Tomado de: www.enriquemonterroza.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*