CONCEPTOS CRISTIANOS IMPORTANTES: Fe

(1) Creencia en un conjunto de verdades o (2) confianaza en una persona por una relación personal. Ambos conceptos son valiosos: “sin fe es imposible agradar a Dios (Heb. 11:6). No somos salvos por la fe, sino “por la gracia de Dios obrando por medio de la fe”.2 La fe es un don de Dios y una actitud por la que optamos. No es “fe ciega” que huye ante las evidencias; sino que es una decisión para ceñirnos a la verdad y a una relación basada en la eviden­cia, aún cuando los sentimientos y las circunstancias nos tienten a renunciar. No es cerrarnos a la realidad, sino abrirnos a una que nos hemos esforzado en negar. La ver­dadera fe en Cristo conduce inevitablemente a acciones conformes a su carácter y mandamientos. Así que la fe que no afecta la conducta de la persona está “muerta” (Stg. 2:26).

La duda puede o no igualarse a la incredulidad. Un cre­yente puede formular punzantes preguntas para saber más, o puede luchar contra el hecho de por qué Dios hace o per­mite que algo ocurra. Un cuestionador, que desea confiar y comprender a Dios en humildad, debe recibir apoyo. El de fe débil debe ser animado en amor y con la verdad bíblica a con­fiar en Dios en medio de circunstancias desalentadoras. Sin embargo, la duda pecaminosa puede surgir de (1) el orgullo por el propio intelecto o (2) la falta de disposición para acep­tar los cambios que exige en la vida la aceptación del señorío de Cristo. La incredulidad es un asunto de la voluntad, no de la mente. La duda honesta implica las emociones, el intelec­to, la moral y las experiencias. Se debe tener mucho cuidado de encontrar la raíz de la duda de alguien antes de tratarla.

Fuente: Guía de bolsillo para la vida cristiana -K.C. Hinckley, compilador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*