CONCEPTOS CRISTIANOS IMPORTANTES: Expiación

Es la provisión que Dios ha hecho para res­taurar a los hombres pecadores a una relación bendita consigo mismo. El pecado separa de Dios a la persona y la hace merecedora de la muerte. En el Antiguo Testamento, Dios provee un complicado sistema de sacrificio, para expiar (cubrir, satisfacer el precio de) el pecado. Se mataban animales que sustituían a las personas que  merecían la pena de muerte; sustitución que era válida por, que Dios había declarado que era solo un intercambio. Sin embargo, los sacrificios de animales apuntan hacia la verdadera muerte sustitutoria: la muerte de Jesús en la cruz.

Podemos ver la expiación de varias maneras. (1) Cristo nos rescata (redime) de la esclavitud del pecado y de la muerte. (2) Cristo rompe nuestra relación con Adán, de quien tomamos nuestra naturaleza pecaminosa (aún conservamos esa naturaleza pecaminosa, pero su poder ha comenzado a ser destruido). (3) Cristo pagó la pena por nuestro pecado, así que somos declarados “inocentes” en el tribunal de Dios. (4) Cristo aplacó la santa ira de Dios contra el pecado asumiendo sobre sí esa ira hasta la muerte. (5) Nuestra naturaleza pecaminosa fue crucificada con Cristo. (6) Cristo venció al orden mundial maligno al morir y resucitar. (7) Cristo nos reconcilia con el Padre eliminando nuestra hostilidad producto del pecado.

Fuente: Guía de bolsillo para la vida cristiana -K.C. Hinckley, compilador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*