APROVECHAR LA BIBLIA: 3. ¿QUÉ DEBO RECORDAR ACERCA DE LA BIBLIA CUANDO LA LEO?

3. ¿QUÉ DEBO RECORDAR ACERCA DE LA BIBLIA CUANDO LA LEO?
Tómala en serio, es divina. Nos ha sido dada por el Creador del universo, el Dios que nos ha rescatado del desastre. Así que, ella merece una respuesta humilde, atenta y creyente. Puedes comprar una Biblia, pero no la poseerás en el sentido de tener el derecho a controlar lo que usarás de ella. Tú le perteneces a su autor. Deja que sus palabras penetren tus defensas, te muestren la verdad acerca de ti mismo, transformen lo que piensas y te confronten con el Santo.

Disfrútala, son buenas noticias. Déjala que te condene, pero que no, te deprimas. Deja que te arroje en los brazos del que tiene el poder para hacerte la persona que quieres ser pero que no puedes ser. Permítele que te acerque a los brazos de aquel que te ama.

Estúdiala, es personal. Dios no dictó una serie de sermones a sus secretarios. Cada uno de los libros de la Biblia fue escrito por un ser humano en un particular escenario histórico y con importantes propósitos propios; por lo tanto, para comprender lo que Dios está diciendo en un libro, debemos determinar lo que se quería decir cuando fue escrito. Esto requiere investigar su trasfondo histórico y cultural, y también leer el texto una y otra vez.

Fuente: Guía de bolsillo para la vida cristiana -K.C. Hinckley, compilador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*