La Gracia de Dios: Variada o Multiforme I

La Gracia de Dios: Variada o Multiforme
(6) La Gracia de Dios: Variada o Multiforme

Ver Link

Según cada uno ha recibido un don especial, úselo sirviéndoos los unos a los otros como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios. Pero ahora, habiendo sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como resultado la vida eterna. (1 Pedro 4:10; Romanos 6:22 LBLA)

Meditación
El creyente experimenta la gracia de Dios en gran variedad de circunstancias o multiforme; es decir, (1) Como la salvación: “Por gracia habéis sido salvados por medio de la fe, y esto no de ustedes, sino que es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe (Efesios 2:8-9). (2) La santificación: ahora en Cristo, el creyente debe presentar su cuerpo a Dios todos los días como sacrificio vivo y santo, como su adoración principal; para que no se presta a ser instrumentos de injusticia; sino, como instrumento de justicia, para santificación (Romanos 12:1; 6:19).

(7) La Gracia de Dios: Variada o Multiforme (b)

Y Dios puede hacer que toda gracia abunde para ustedes, a fin de que teniendo siempre lo suficiente en todas las cosas, abunden para toda buena obra. Y él me ha dicho: Te basta Mi gracia, pues Mi poder se perfecciona en la debilidad. (2 Corintios 9:8; 2 Corintios 12:9 NBLH)

Meditación
Continuando con la exposición de la multiforme gracia de Dios para con el creyente, tenemos: (3) Servicio: cual se traduce en diferentes aspectos como el empleo de los dones recibidos para edificar (servir) al Cuerpo de Cristo; el ministerio desde dónde somos llamados para ejercer o brindar el servicio, la gracia de dar a Dios; para su obra y al necesitado, etc. (Romanos 12:4-8; 1 Corintios 12:5; 1 Timoteo 6:17-19). (4) Debilidad: Pablo enseña que, si alguno desea jactarse, debe hacerlo en sus debilidades, para que el poder de Cristo actúe en él (2 Corintios 12:9).

(8) La Gracia de Dios: Variada o Multiforme (c)

Cuando Dios nuestro Salvador dio a conocer su bondad y amor, Él nos salvó, no por las acciones justas que nosotros habíamos hecho, sino por su misericordia. Por su gracia Él nos declaró justos y nos dio la seguridad de que vamos a heredar la vida eterna. (Tito 3:4.7 NTV)

Meditación
Continua la multiforme gracia de Dios: (5) La justificación: Es decir, que debemos tener presente que somos justificados por Su gracia, que es la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor; no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho; pues, reitero: nadie puede comprar su salvación, mucho menos su justificación; esto sólo puede darse mediante la fe en Jesucristo quien pagó por nosotros; o sea, sólo hay un camino para la salvación, justificación, etc.: ¡Jesús!, quien dijo: “Yo Soy el camino y la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino por Mi”. (Juan 14:6).

(9) La Gracia de Dios: Variada o Multiforme (d)

Ahora bien, al que trabaja, el salario no se le cuenta como favor, sino como deuda; más al que no trabaja, pero cree en Aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia. Entonces le dijeron: ¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios? Respondió Jesús Y les dijo: Esta es la obra de Dios: que creáis en el que Él ha enviado. (Romanos 4:4-5; Juan 6:28-29 LBLA)

Meditación
Siguiendo con el tema, aquí el punto (6) Bienestar, beneficios: La multiforme gracia de Dios, concede regalos continuamente a los creyentes, que la Iglesia erróneamente define o llama “bendición”. La bendición para la Iglesia es espiritual y ya están dadas (Efesios 1:3) y los beneficios que recibe de Dios es por gracia mediante la fe. Algunos hombres de Dios afirman que para recibir “bendición” uno debe ser obediente; si así fuera, dejaría de ser gracia. La obediencia en la gracia es por vía del amor y la fe, no imposición: Si me amas guarda mis mandamientos (Juan 14:21-24).

(10) La Gracia de Dios: Variada o Multiforme (e)

También por medio de Él, y mediante la fe, tenemos acceso a esta gracia en la cual nos mantenemos firmes. Así que nos regocijamos en la esperanza de alcanzar la gloria de Dios. (Romanos 5:2 NVI)

Meditación
Otro aspecto de la multiforme gracia de Dios es: (7) El crecimiento del creyente: El cristiano fue salvo por gracia, justificado por su fe y tiene paz con Dios (Efesios 2:8; Romanos 5:1). Esta gracia nos da una entrada para estar firmes y permitirnos glorificar a Dios y tener esperanza; y nos capacita para resistir la tribulación (sufrimiento), la cual produce paciencia (Romanos 5:3-4), un fruto del Espíritu. Permite que el Espíritu Santo derrame el amor de Dios en nuestros corazones, para fortalecernos constantemente en la esperanza, ya que solos, no podemos (Romanos 5:5).

(11) La Gracia de Dios: Variada o Multiforme (f)

Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, por quien recibimos la gracia y el apostolado… Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida. (Romanos 1:1,5; 5:9-10 BLSE)

Meditación
Continuando con el crecimiento del creyente, como parte de la multiforme gracia de Dios tenemos que: Esa gracia nos salvará de la ira venidera (Romanos 5:9), en virtud, de que esa gracia finaliza a la hora del arrebatamiento de la Iglesia para dar lugar a la ira de Dios los siguientes siete años contados a partir de la firma del acuerdo de paz entre el gobernante mundial e Israel (Daniel 9:27). La base de la reconciliación de Dios para con el mundo fue sin duda uno de los primeros resultados de la gracia oficializada en la cruz, al no tomar en cuenta sus pecados (2 Corintios 5:18-19).

(12) La Gracia de Dios: Variada o Multiforme (g)

Podemos decir con confianza y con una conciencia limpia que, en todos nuestros asuntos, hemos vivido en santidad y con una sinceridad dadas por Dios. Hemos dependido de la gracia de Dios y no de nuestra propia sabiduría humana. Esa es la forma en que nos hemos comportado ante el mundo y en especial con ustedes. (2 Corintios 1:12 NTV)

Meditación
En el crecimiento del creyente, otro aspecto de la multiforme gracia de Dios, es que se manifiesta en el testimonio de la sinceridad y limpia consciencia con que procede y actúa el cristiano; que dicho sea de paso, no es producto de su iniciativa o bondad, o su inteligencia humana, sino su caminar y actuar está en dependencia o dirigido por la gracia de Dios; esa gracia, que te capacita para conducirse con rectitud, testificando con y por tus hechos (no palabras) que Cristo vive en ti y lo que haces o dices, es por su gracia mediante el poder del Espíritu Santo.

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*