Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna IV

Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna
(119) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (r)

Ver Link

Este es el mensaje de aquél que es el Primero y el Último: Yo sé de tu sufrimiento y tu pobreza, ¿pero tú eres rico! Conozco la blasfemia de los que te oponen. (Apocalipsis 2:8-9 NTV)

Reflexión
Hoy la meditación es sobre: “tu pobreza”: Aquí la pobreza es literalmente material; y se destaca juntamente con las obras y la tribulación o sufrimiento, porque la Iglesia estaba en una ciudad reconocida por su riqueza material y prosperidad económica mediante su abundante comercio, pero que ocupaban esos recursos en otros menesteres. Sus obras son reconocidas al igual que su tribulación, porque a pesar de su pobreza material, su fidelidad no se decayó y el valor o esfuerzo para evangelizar no se detenía; sino prosperaba y el reino de los Cielos se extendía.

(120) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (s)

Yo conozco tus obras, y tu pobreza. Más buscad primeramente el reino de Dios y Su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta cada día su propio mal. (Apocalipsis 2:9; Mateo 6:33-34 RVR)

Reflexión
La lección de la pobreza material en esta Iglesia es la manifestación más clara que Dios nunca prometió a la Iglesia riquezas materiales o bendición económica abundante como se oye hoy. La vida de los apóstoles Pedro, Pablo, Juan, etc. lo demostró con abrumadora evidencia. El Señor nos instruyó que: por nada debemos estar afanados, sino presentar nuestra petición mediante oración, con ruego y acción de gracias; y mientras responda, nos daría Su paz, que sobre pasa todo entendimiento (Filipenses 4:6-7). Él prometió suplir necesidades, no enriquecernos (Mateo 6:33).

(122) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (t)

Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza…Os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor. Esto os servirá de señal: Hallareis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre. (Apocalipsis 2:9; Lucas 2:11-12 RVR)

Reflexión
Las enseñanzas de nuestro Señor Jesucristo sobre la pobreza y la riqueza son abundantes; y lamentablemente mal interpretado, predicado y enseñado por “hombres de Dios” de forma contraria al espíritu bíblico; consecuentemente, vivimos la era de la séptima iglesia (Laodicea). He aquí enseñanzas de nuestro Maestro: “Mirad y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de bienes que posee” (Lucas 10:15). La vida consiste en tener a Jesús. Él es el mejor ejemplo de pobreza material, visto desde Su nacimiento.

(123) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (u)

Yo conozco tu tribulación y tu pobreza… Porque nada hemos traído al mundo, así que nada podemos sacar de él. Y si tenemos qué comer y con qué cubrirnos, con eso estaremos contentos. (Apocalipsis 2:9; 1 Timoteo 6:7-8 NBLH).

Reflexión
Más enseñanzas sobre pobreza: “Y le dijo Jesús: Las zorras tiene guaridas y las aves de los cielos nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza” (Lucas 9:58). “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz” (Filipenses 2:5-8).

(124) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (v)

Esto dice el primero y el último, el que murió y ha vuelto a vivir: Yo conozco tus sufrimientos y tu pobreza, aunque en realidad eres rico. (Apocalipsis 2:8-9 DHH)

Reflexión
“Pobreza y riqueza”: Este binomio está presente en el pasaje, pero también se encuentra en otras partes de la Biblia; pero, antes de evidenciar las enseñanzas al respecto, aclaramos: Cuando Cristo le dice a la Iglesia de Esmirna que reconoce su pobreza, enseguida aclara que era (es) rica. Si bien la Iglesia de Esmirna sufría pobreza material o estrechez económica, la obra de Dios no se detenía y en ese andar, Dios respaldaba la extensión de su reino a través de ella. De esa manera la Iglesia demostraba su riqueza, derramando (dando) de su caudal; es decir de su riqueza espiritual.

(125) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Esmirna (w)

Yo conozco las dificultades por las que pasas, y sé que eres pobre, aunque espiritualmente eres muy rico. (Apocalipsis 2:9 TLA)

Reflexión
Antes de exponer las enseñanzas sobre pobreza y riqueza juntas, es necesario que se comprenda que la riqueza de la que habla el NT, es primordialmente ‘ESPIRITUAL’. Dios nos prometió sustento, ¿por qué? En principio porque la Iglesia es la familia de Dios, novia de Jesucristo, se desposará con Él; y en tal virtud, es un pueblo celestial con promesas espiritulaes. Además, Cristo aclaró que no se puede servir a dos señores: es decir, no se puede servir a Dios y a las riquezas (dios Mamón); terminará amando a uno y aborreciendo al otro (Mateo 6:24).

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*