Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Éfeso x

Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Éfeso
(66) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Éfeso (mmm)

Ver Link

Al vencedor le daré a comer del árbol de la vida, que está en el Paraíso de Dios. (Apocalipsis 2:7 BJ)

Reflexión
Para vencer los huestes de maldad, potestades y gobernadores de las tinieblas (demonios, en sus distintas manifestaciones jerárquicas), como creyentes, debemos: (1) Fortalecernos en el Señor, y en el poder de su fuerza, mediante la oración y comunión con Dios (Efesios 6:10). (2) Vestirnos de toda la armadura de Dios; esto nos dará la firmeza contra las asechanzas del diablo; el enemigo de Dios y el nuestro, en sus maquinaciones (Efesios 6:11). El creyente debe recordar, que la mente es el campo de batalla donde ataca el enemigo; generando duda, desánimo, desaliento, etc.

(67) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Éfeso (nnn)

Al vencedor le daré de comer del árbol de la vida, que está en el paraíso de Dios (Apocalipsis 2:7 NBLH)

Reflexión
Debemos vestirnos de la armadura de Dios: Pablo nos dice que debemos usar la armadura de Dios para poder resistir (y vencer) en el día malo (cuando comienza los ataques del enemigo; es decir aflicción, prueba, tribulación) y vencido el enemigo, mantenerse firmes (Efesios 6:13); ¿qué armadura? Esta armadura está descrita de acuerdo a lo que era la vestimenta del soldado romano, con aplicación espiritual. (1) Nuestra cintura debe estar ceñida con la Verdad y revestido con la coraza de la justicia. (2) Calzado los pies con el apresto del Evangelio de la paz (Efesios 6:14-15).

(68) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Éfeso (ooo)

Al que venza, le concederé comer del árbol de la vida, que está en el paraíso de Dios’. (Apocalipsis/Revelación 2:7 TNM)

Reflexión
Seguimos con la armadura del creyente, para vencer: (3) Sobre todo, se debe tomar el escudo de la fe, con el cual se puede apagar todos los dardos de fuego del maligno. Todos los ataques del enemigo, persigue el propósito de debilitar o anular tu fe, y así someterte a sus designios. (4) se debe tomar el yelmo (casco) de la salvación (no poner en duda tu salvación) y la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios. Note que la única arma ofensiva es la espada del Espíritu. Hay que luchar con ella en mano, sin cuartel. Cristo nos enseñó cómo: “Escrito está”.

(69) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Éfeso (ppp)

Todo el que tenga oídos para oír debe escuchar al Espíritu y entender lo que Él dice a las iglesias. A todos los que salgan vencedores, les daré de comer del árbol de la vida, que está en el paraíso de Dios (Apocalipsis 2:7 NYV)

Reflexión
Armadura del creyente: (5) Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia. Jesús lo dijo así: “Velad y orad para que no entréis en tentación” (Mateo 26:41; Marcos 14:38). Orar es hablar con Dios, mantener la comunión e intimarse en la relación espiritual; que, dicho sea de paso, el Señor desea. Orar es parte de la adoración del creyente y Jesús dijo al respecto: “Los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren” (Juan 4:23).

(70) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Éfeso (qqq)

Al que venciere, le daré de comer del árbol de la vida. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. (Apocalipsis 2:7; Efesios 6:12 RVR)

Reflexión
Para ser un vencedor real; tema que está en meditación en sintonía con el mensaje a las Iglesias, repetida siete veces; y para vencer al enemigo astuto, oculto e invisible, se debe vestir con la armadura de Dios, que en detalle se describió en días pasados de acuerdo a la Palabra. Pero, ¿cómo puede vestirse de toda la armadura de Dios? Muchos creyentes creen (y lo hacen), que se debe repetir las Palabras de Efesios 6:11-17; como parte de su oración diaria y automaticamente tienen puesto la armadura de Dios; lamentable están equivocados, no funciona de esa manera.

(71) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Éfeso (rrr)

A todos lo que salgan vencedores, les daré del fruto del árbol de la vida. Levanten el escudo de la fe para detener las flechas encendidas del diablo. Póngase la salvación como casco y tomen la espada del Espíritu, la cual es la Palabra de Dios. (Apocalipsis 2:7; Efesios 6:16-17 NTV)

Reflexión
Vestir la armadura de Dios: Armadura es la traducción de la palabra griega panoplia; que quiere decir todo el equipo de guerra que usaba el soldado de la infantería en los tiempos bíblicos. Las armas defensivas eran: el escudo, el yelmo o casco, coraza o cota de malla, grebas y calzado, cinturón o faja. Las armas ofensivas eran: la espada, el arco y flecha, la honda y la lanza. Pablo, en su carta a los Efesios, compara al creyente con un soldado y le insta a estar completamente armado para la lucha en todo tiempo, que tiene carácter tanto ofensivo como defensivo.

(72) Las Cosas Presentes o Las que Son: Mensaje a la Iglesia Éfeso (sss)

Pues, aunque vivimos en el mundo, no libramos batallas como lo hace el mundo. Las armas con que luchamos no son del mundo, sino que tienen el poder divino para derribar fortalezas. (2 Corintios 10:3-4 NVI)

Reflexión
Vistiendo la armadura: Debemos de estar claros que nuestra lucha no es contra sangre y carne (seres humanos); sino de carácter espiritual (Efesios 6;12). El reino al que pertenecemos y del cual somos soldados, no es de este mundo (Juan 18:36); en consecuencia, las armas que empleamos en la lucha no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas; es decir, la fortaleza que el enemigo quiere crear en nuestra mente, mediante el engaño, duda, desaliento, etc. donde hay lucha entre la fe y la razón; he allí, la importancia del empleo del escudo de la fe.

Sobre nosotros enabundancia

Aquí publicamos Estudios Bíblicos, Reflexiones Cristianas con el propósito de ayudar a toda la comunidad Cristiana para que juntos llevemos el mensaje de Dios a las naciones con más amplitud y efectividad el Evangelio del Reino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*